Madriz considera que la sentencia de la Haya en torno al diferendo entre Nicaragua y Colombia, debe servir para engrandecer la unidad latinoamericana y caribeña.

“Lo que corresponde después de este fallo, es precisamente esa comunicación, ese diálogo entre los dos jefes de Estado. Me pareció absolutamente correcto ese encuentro, que por un lado descarta el incremento de las tensiones militares, porque de alguna forma hay cierta molestia de parte de los pescadores nuestros, con respecto a las embarcaciones militares colombianas, todas esas cosas tendrán que ir de alguna forma regulándose”, opinó Madriz.

El letrado en temas internacionales, indicó que se requiere  poner regulación a una serie de temas, sin el menoscabo a la sentencia de la Haya, que determinó que más de 200 millas náuticas en el mar Caribe son de Nicaragua y no de Colombia.

Entre estos temas donde tiene que haber acuerdos de colaboración, se encuentra la lucha contra el narcotráfico y la preservación de los recursos biológicos marinos en las áreas que corresponde a cada país.

“Una vez establecido el área que corresponde a cada uno (a cada país) lo que corresponde ahora es engrandecer a Latinoamérica, no es que disminuya tal o cual país, sino que se engrandezca la integración centroamericana, la integración latinoamericana que es lo que corresponde”, dijo Madriz.

Reconoció que el comandante Daniel Ortega Saavedra al promover el diálogo y el entendimiento con Colombia, también quiere ayudar al presidente colombiano Juan Manuel Santos a que cumpla la sentencia.

“El planteamiento del comandante Daniel, es un planteamiento absolutamente correcto, absolutamente firme. Yo no lo veo, pues, más en función de tratar de comprender las preocupaciones que pueda tener el presidente colombiano en la ejecución de la sentencia, tratar de comprender y de alguna forma tratar, dentro de ese problema político, tratar de coadyuvar por parte de Nicaragua para hacer cumplir el fallo”, planteó.

Concluyó diciendo que esta sentencia no tiene porque separar a los pueblos y mucho menos a confrontar a las fuerzas armadas de ambas naciones, “todo lo contrario, buscar como entre las dos fuerzas tratar de coadyuvar en la lucha contra el narcotráfico y crimen organizado”.