En un pronunciamiento leído por Salgado, en nombre de la Comisión Interinstitucional del Derecho  al Trabajo digno de las personas con  discapacidad, se reconocen los importantes avances del Programa Todos con Voz, implementado por el Gobierno Central y coordinado por el Ministerio de Salud, cuyo objetivo principal es mejorar la atención de las personas con discapacidad.

La Comisión también se pronunció y demandó al gobierno la aplicación y aseguramiento del artículo 33 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad  y el nombramiento del Presidente del Consejo Nacional de Promoción y articulación para la aplicación de los derechos de las personas con discapacidad.

Además demandaron que todas las instituciones públicas y privadas cumplan con las políticas y leyes que promueven y protegen los derechos de las personas con discapacidad sin discriminación alguna.

Entre los avances en materia de derechos, la procuraduría señaló la promoción del voto en las pasadas elecciones para que las personas con discapacidad ejercieran su derecho con el apoyo de edecanes especiales que estuvieron presentes en los Centros de Votación de varios municipios del país.

Salgado recordó que la Procuraduría Especial para las Personas con Discapacidad está en obligación de fiscalizar el cumplimiento de la Ley 763 “Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad” en las instituciones públicas y privadas.

Hace 4 años entró en vigencia la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su protocolo facultativo, con  el propósito de promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones  de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas  con discapacidad.

Asimismo, en el año 2011 entró en vigencia la Ley 763, teniendo como objeto fundamental establecer el marco legal y de garantía para la promoción protección y aseguramiento  del pleno goce y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos de las  personas con discapacidad, respetando su dignidad inherente y garantizando el desarrollo  humano integral de las mismas con el fin de  equiparar sus oportunidades de inclusión  a la sociedad sin discriminación alguna  y mejorar su nivel de vida.