Al ritmo de danzas nicaragüenses y con la música de la Misa Campesina, amigos, artistas, folcloristas y familiares rindieron, en el Teatro Rubén Darío, un merecido homenaje póstumo al maestro Bayardo Ortiz.

Demostrando ese sentimiento de amor y respeto, maestros de la danza y alumnos de diferentes agrupaciones del promotor de la cultura nicaragüense, reiteraron su compromiso de seguir con su legado de cultura, bailes y tradiciones.

Luis Morales Alonso, Director del Instituto Nicaragüense de la Cultura (INC), destacó que "es significativo que hoy 29 de Junio, Día del Maestro, despedimos a nuestro profesor, quien con humildad y sencillez enseñó a diferentes generaciones, transmitiendo ese amor por la cultura y tradiciones".

Las piezas musicales fueron interpretadas por jóvenes de diferentes agrupaciones como: Hijos del Son, Ballet Folklórico Macehuatl, Ballet Folklórico Tepenahuatl, la compañía Flor de Sacuanjoche, entre otros.

Alonso recordó que el maestro Ortiz, icono de la cultura nicaragüense, nació en Masaya en 1933. "Y como buen Masaya traía la semilla de oro del folclore nicaragüense".

El profe como cariñosamente le decían sus alumnos, será reconocido como investigador y conocedor de las fiestas de Santo Domingo; también como el Jefe de la Cátedra del Folclore.

Durante el respondo, el Padre José Luis Montoya, pidió al creador por el descanso eterno del ícono de la cultura.

En sus palabras, también destacó el aporte a la cultura nicaragüense que deja como legado el maestro Bayardo Ortiz.

En este homenaje póstumo, cargado de cultura, Indiana Ortiz, hija de don Bayardo interpretó "Aquella Indita", demostrando en cada paso de esta pieza las enseñanzas de su amado padre.

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral

funeral