Siendo una de las festividades religiosas más frecuentada durante el año, ‘La lavada de la plata’ consiste en la purificación de los objetos sacros del templo que guarda a la bella imagen, Madre de Dios.

Los devotos, pagando promesas, limpian todos los ornamentos de la iglesia con ceniza o alcohol. Todos estos elementos son de plata. Luego de lavarlos, los promesantes los entregan a la Guardia de Honor de la Virgen, la cual está compuesta de solo mujeres solteras.

Estas mujeres se encargan de vestir y alhajarla a la Purísima Concepción de María, para que el 8 de diciembre luzca bella con sus mejores galas.    

Marcia Azucena García, Alcaldesa del Municipio de El Viejo, indicó que un día previo al 6 de diciembre, realizan una vigilia, para lo cual ya están organizando los artistas nacionales y locales que harán un derroche cultural en honor a la Virgen.

“Ya están confirmados los artistas locales; y ese día toda la noche es de canto y alabanzas a la virgen, hay presentaciones culturales, para luego, el 6 de diciembre en la mañana, se baja la virgen, donde todos los fieles del municipio, y a nivel nacional, vienen a lavar la plata. Posteriormente esa agua, la bendice Monseñor (César Bosco Vivas), y la regalan a todos los feligreses”, explicó.

García destacó que el acompañamiento que el Gobierno de Nicaragua ha venido dando a estas importantes fechas ha permitido ir mejorando las condiciones durante las mismas.

“Cada año van mejorando las festividades, y cada año vamos asegurando mejores condiciones para la población, y realmente que la gente se sienta bien. Vienen bastantes excursiones; y lo que tratamos es de transmitir a la población nicaragüense ese fervor católico, ese fervor mariano, suplicando a la virgen para que derrame sus bendiciones en los hogares, y que siempre esté de interceptora por nosotros”, manifestó.

‘La lavada de la plata’ es concebida como un acto de entrega que tiene todo cristiano a la Madre de Dios, que como buen hijo cuida siempre de sus pertenencias.