De hecho en la instalación de los distintos altares a la virgen María participaron trabajadores de los distintos ministerios y entes del Estado, quienes, de acuerdo a los visitantes, se esmeraron por dejarlos lo más bonito que fuera posible.

Entre los altares de las distintas entidades gubernamentales destacaban por el ingenio, el de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), que representa la imagen de la Virgen posando sobre una lancha, mientras al fondo aparece una inmensa foto de barcos atracados en el muelle de Corinto.

En el altar del Ministerio del Transporte hay querubines con sus alas translúcidas, mariposas rodeando a la imagen de María, que con luces instaladas, ayudaban a embellecer el sitio.

Por su parte, el altar de la Cancillería tiene la imagen de la Virgen sobre una representación del planeta Tierra, con tres mapas de Nicaragua en la parte baja del sitio.

Motivos de todo tipo en los altares

Por otra parte está también el altar hecho por los empleados de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) que tiene un paisaje de Nicaragua, en el cual se miran postes y alambrado eléctrico, en tanto que en la parte baja hay torrecitas confeccionadas en metal y con alambres que simulan ser las redes de energía.

Al respecto, Nelly Avendaño quien se paseaba con su familia, manifestó que la instalación de los altares era sumamente importante porque rescata una tradición que se estaba perdiendo antes de la llegada al Gobierno del Frente Sandinista.

Para Avendaño, la representación realizada en los altares revela un esfuerzo por ayudar a mantener la tradición y la devoción católica hacia la Virgen María.

Por su lado, María Elena Mercado consideró que era muy bueno que el gobierno apoyara el mantenimiento de la tradición con los altares instalados a lo largo de la avenida Bolívar, al tiempo que consideró que todos están muy bien diseñados.

Karla Vanesa Dávila dijo que la confección de los altares a ambos lados de la avenida Bolívar, embellecen la vía, lo que hace a la capital más atractiva a los ojos de los turistas que se pasean por el lugar.