Unos 17 connacionales arribaron este miércoles al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, procedentes de Estados Unidos, tras ver como el mal llamado sueño americano se escapaba de sus manos tras ser detenidos por autoridades migratorias de ese país del norte.

Hoy, después de varios meses detenidos, por fin están en su patria que los vio nacer.

Estos hombres vienen con la ilusión principal de ver a sus familias después de mucho tiempo sin estrecharles las manos y abrazarlos, ,pero vinieron con la intención de seguir luchando para salir adelante.

La Policía, el Minsa y el Ministerio de la Familia, fueron los encargados de recibirlos y por orientación del presidente Daniel Ortega hacerles entrega de alimentos, medicinas si se amerita y dinero para que puedan trasladarse hasta sus municipios o departamentos.

Uno de los deportados es Oscar Palacios, quien manifestó: “Mi familia aún no sabe que vine, pero la verdad estoy contento de estar acá, tengo mucha ilusión porque desde pequeño estoy fuera y va ser algo nuevo para mí”.

Yo tenía casi treinta años de vivir ahí (Estados Unidos) y la verdad que ahora solo quiero reunirme con mi familia acá en Managua”, dijo Luis Calero.

Gracias a Dios estoy bien y estoy acá, fue una experiencia agridulce vivir ahí. Estoy muy feliz porque veré a mi familia”, añadió Calero.

Alexander Gómez, de Somotillo viene con la ilusión de ver nuevamente a sus padres y casarse con su novia con quien estuvo en contacto todo el tiempo que permaneció en Estados Unidos.

El sueño Americano no es como lo cuentan, es solo un dicho porque hay gente que le va bien y a otros mal”, finalizó.