La Política Nacional ante el Cambio Climático que está diseñando el Gobierno Sandinista, sigue recibiendo importantes aportes de los diferentes sectores sociales del país, los cuales permitirán encontrar mecanismos que contribuyan a mitigar y adaptarnos con mayor eficacia, a los efectos de la variabilidad ambiental que sufren los países vulnerables como Nicaragua.

En ese contexto, los representantes de los gobiernos locales durante el Congreso sobre el Plan Maestro de los municipios, abordaron el tema del Cambio Climático y brindaron sus aportaciones.

El doctor José Milán Pérez, asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), comentó que en cada encuentro, las familias en el marco del modelo de alianza, realizan importantes aportes, los cuales estarán siendo incorporados en la política nacional que se está diseñando.

Desde el mes de mayo, se está trabajando en esta política, la cual aborda la visión y la intención del Gobierno Sandinista, que dirigen el Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, en relación a las acciones a implementar para adaptarnos y mitigar los efectos causados por el Cambio Climático.

“Esta política durante todo este periodo se ha consultado con un número importante de actores, que incluyen diputados y distintos grupos y sectores de la población, se ha presentado en congreso de productores, a través del INTA, se ha presentado al sector salud, en el sector turismo. Ha sido amplia la consulta que se ha hecho y la última y más importante en mi opinión personal, fue la que se realizó el viernes pasado y que se presentó en el marco del Plan Maestro de los municipios”, dijo Milán.

Principales aportes de gobiernos locales

Entre los nuevos aportes que serán incorporados a la Política Nacional ante el Cambio Climático, se encuentran: Una línea de acción para el rescate y mantenimiento de las semillas criollas o acriolladas, el aprovechamiento de los desechos orgánicos en la agricultura en forma de abono y mejoramiento de suelos.

Los Concejos Municipales también recomendaron especificar con mayor claridad sobre la obligación del tratamiento de los desechos sólidos municipales y que los sistemas que se utilicen para esta labor, sean eficientes para las diferentes condiciones climáticas de cada municipio.

Otro aporte contemplado, está referido a implementar una línea de acción dirigida a la adaptación al Cambio Climático de la pesca y acuicultura. Igualmente establecer políticas para promover los bosques manglares y prohibir la tala de estas especies.

Igual se planteó crear espacios de bosques que sirvan como centros ambientales para la educación y aprendizaje, así como promover la producción de semillas de árboles típicos de cada tipo de bosques en el país, para lograr su reproducción.

Principales ejes de Política Nacional Ambiental

La Política Nacional ante el Cambio Climático tiene siete ejes principales, entre estos que el desarrollo agropecuario del país debe estar adaptado a los efectos de estos fenómenos y bajo en emisiones de carbono; el desarrollo estratégico del sector energético adaptado a esas condiciones y también, bajo en emisiones de carbono a partir de la utilización equilibrada de los diferentes recursos naturales que nos aportan energía eléctrica.

Un tercer elemento está relacionado al desarrollo de los asentamientos humanos, ciudades, comunidades; desarrollo de infraestructura como carreteras, edificios, zonas francas, todas adaptadas al Cambio Climático. También promover el desarrollo y restauración de nuestros bosques, así como la promoción de la investigación, educación y prevención de riesgos ante desastres naturales.

Milán señaló que con esta política, Nicaragua reafirma ante la comunidad internacional que tiene una posición clara y definida en relación al Acuerdo de Paris.

“La política expresa cuáles son las principales acciones de mitigación voluntaria que hemos hecho y cómo hemos reducido emisiones sobre la base del cambio de nuestra matriz energética y la cantidad de proyectos, que son proyectos y recursos destinados al desarrollo, pero que se están utilizando básicamente en proyectos de adaptación al Cambio Climático, entonces tiene una alta trascendencia para que quede claro que aunque tenemos una posición en relación a un acuerdo particular, que fue el Acuerdo de París, no quiere decir que el país no viene trabajando de forma intensa en la adaptación y la mitigación del Cambio Climático”, puntualizó Milán.