Miembros de la Policía Nacional depositaron una ofrenda floral en la tumba del Sub Comisionado Juan Torres Espinoza, en el Cementerio de Monimbó, y recordaron el legado de servicio, ejemplo y entrega que el agente del orden público dejó tras su caída en cumplimiento del deber.

Sus familiares agradecieron a la Policía porque desde su caída, hace 16 años, se mantiene vivo su legado de servicio y amor a la Patria.

Torres combatió en la ofensiva final, fue miembro de la Brigada 26 de Febrero de la insurrección en Masaya, fundador de la Policía Nacional y se destacó en el área de investigaciones.