Miembros de la comunidad LGTB (sigla compuesta por las iniciales de las palabras Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) junto al personal médico del Sistema Local de Atención Integral en Salud (SILAIS) de todo el país, sostuvieron un encuentro en el que abordaron como tema principal el tratamiento integral a los pacientes VIH positivo, así como los estigmas y la discriminación como un fenómeno social.

“Estamos trabajando con coordinadores del componente de VIH de 15 Silais de todo el país y de cómo incidir en la calidad de la atención con el fin de reducir el estigma y la discriminación a los pacientes portadores del virus. Asímismo, pretendemos que lo compartido en este encuentro se transmita a las unidades de salud y así mejorar la calidad en la atención, siendo más permeable con los pacientes que requieran de una atención esmerada y con calidad”, dijo Matilde Román, Coordinadora del Componente VIH del Minsa.

Durante el encuentro en el que asistió Samira Montiel, Procuradora Especial de la Diversidad Sexual, destacó que en el país se refleja un importante avance en cuanto a la atención para con los pacientes VIH positivo de la diversidad sexual, situación que coloca a Nicaragua a la vanguardia en cuanto a estos temas.

“El trabajo en conjunto nos permite garantizar calidad de salud, con la finalidad de brindar un trato digno y humano a las personas que se acercan al sistema de salud a solicitar o recibir sus tratamientos. Venimos trabajando con el componente de VIH en ir disminuyendo la discriminación y estigma que todavía podamos encontrar en el sistema de salud”, refirió.  

“Estamos conscientes de los avances que el Ministerio de Salud ha tenido en cuento al abordaje de los pacientes con VIH y las personas LGTBI y para nosotros el reconocimiento hacia el ministerio es grande porque hemos avanzado en estos temas a nivel nacional”, añadió.

Desde cada una de las unidades de salud se apunta a brindar un tratamiento humano y caluroso en el que la comunidad LGTBI reciba la atención por la que tanto han luchado y que solo el Gobierno Sandinista les ha logrado otorgar.

“Debemos de garantizarles a nuestros hermanos y hermanas una atención con calidad, respetándoles su opción sexual a través de la puesta en práctica de la resolución ministerial la cual mandata la no discriminación. Nuestro personal está capacitado para brindar atención médica, pero sobre todo respetar a nuestros pacientes”, dijo María Elena Hurtado, del Silais Chontales.