Abbás fue recibido en Ramalá, Cisjordania, con cientos de banderas, en una plaza inundada por militantes de todas las facciones y decorada con su imagen en carteles, donde también se encontraba la del fallecido presidente Yaser Arafat y una gigantesca fotografía de Jerusalén.

Durante un discurso a su retorno de las Naciones Unidas, Abbás resaltó que los palestinos ahora tienen un Estado.

"Ahora tenemos un Estado. Palestina ha conseguido algo histórico en las Naciones Unidas", dijo Abbás ante el pueblo palestino.

Abbás reiteró la necesidad de contar con un Gobierno de unidad, y su voluntad de negociar para ello con el movimiento islamista Hamás. "El mundo ha escrito el certificado de nacimiento del Estado de Palestina", declaró Abbas, quien consideró que la iniciativa es una victoria para todas las fuerzas políticas. "Alzad alto vuestras cabezas, porque somos palestinos", declaró Abbas. .

El pasado jueves, la Asamblea General de la ONU admitió a Palestina como Estado observador no miembro del organismo, lo que implica el reconocimiento a la soberanía de los palestinos sobre el territorio ocupado por Israel desde 1967.

La propuesta de incluir a Palestina como Estado observador de la ONU contó con un total de 138 votos a favor, nueve en contra y 41 abstenciones. Los países que votaron en contra fueron Canadá, República Checa, Palau, Nauru, Micronesia, Isla Marshall, Panamá, Estados Unidos e Israel.

Con la decisión de la mayoría se abrió un nuevo capítulo en una lucha que se prolonga por más de seis décadas, que deja a Israel y a Estados Unidos en un fuerte aislamiento diplomático.