En su tercer aniversario de fallecimiento, se rindieron homenajes al doctor Mariano Fiallos Oyanguren, rector magnífico de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), quien dejó un gran legado al servicio del pueblo nicaragüense en la política, la academia, la ciencia y el humanismo.

La dirección superior de la UNAN-León, amigos y familiares, visitaron el mausoleo del doctor Fiallos Oyanguren en el cementerio de Guadalupe de la ciudad universitaria.

Se bautizó con el nombre del distinguido académico leonés, el remodelado edificio de la Facultad de Ciencias y Tecnología, y se develó un cuadro al óleo en el Salón de Galería de Rectores del edificio central de esta bicentenaria Alma Mater.

La UNAN-León dedica esta obra a su memoria, en reconocimiento a sus valiosos aportes a la Educación Superior nicaragüense.

Violeta Valladares, viuda de Fiallos, agradeció las muestras de cariño y respeto de parte de la comunidad universitaria. El maestro Octavio Guevara Villavicencio, acompañó a los familiares, amigos académicos, estudiantes y gremios, durante los diferentes homenajes.

“Hoy estamos conmemorando a quien le correspondió distinguirse como rector de nuestra Universidad, en el final de los tiempos de la dictadura militar somocista”, enunció Guevara.

Los homenajes concluyeron con un foro donde se realizaron distintas ponencias sobre la vida y obra del doctor Fiallos Oyanguren.

“Estamos juntos acá, para reflexionar en este foro, sobre su legado y su obra, que nos dejó a la comunidad universitaria”, explicó el rector.

El doctor Mariano Fiallos Oyanguren (1933-2014), Rector Magnífico de la UNAN (1974-1984), ejemplar militante del FSLN y presidente del Consejo Supremo Electoral entre 1984 y 1994.

Su labor en ambos puestos es inolvidable. En los años 70, supo guardar su militancia sandinista en secreto, y soportando con hidalguía y entereza situaciones adversas, con quienes no conocían que también formaba parte de la vanguardia revolucionaria.

leon

leon

leon