De cara a garantizar la seguridad alimentaria y  hacer uso adecuado del agua en las zonas agrícolas del país, el Gabinete de Producción, Consumo y Comercio, junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), trabajan en la implementación de los software Aquacrop y Cropwat, que permitirán una mejor distribución y manejo del recurso sobre todo en aquellas zonas del corredor seco.

Como parte de la implementación de dichas herramientas tecnológicas se capacitó a un grupo amplio de servidores públicos y docentes universitarios, para que dominen esos programas y garanticen la actividad agrícola del país.

“A través del proceso de capacitación a desarrollar durante cinco días se pretende fortalecer el uso de lOS software que serán de utilidad para el manejo de los Sistemas de Cultivo de Agua, tomando en cuenta que el recurso es de importancia. Con este encuentro lograremos contar con un personal capacitado y con herramientas suficientes para el manejo de las cosechas de agua, garantizando a su vez la permanencia del agua y la potabilización de la misma”, destacó Ingeniero Leonardo Chavarría, miembro del Programa de Vinculación e Innovación Tecnológica, de la UNI.  

Entre los temas abordados durante la capacitación destacan el Aumento de la productividad del Agua para los cultivos de riego y secano y la realización de estimaciones de rendimientos a lograr en determinadas condiciones hídricas tomando en cuenta las variabilidades climáticas.

“El tema de riego es de vital importancia y consideramos que los softwares a implementar nos van a permitir hacer uso exacto del agua para riego, lo cual es importante sobre todo en aquellos cultivos que requieren cierta cantidad de agua por día. Las nuevas herramientas nos van a garantizar la producción de alimentos y la disponibilidad de los mismos para las familias”, dijo Luis Balmaceda, Coordinador de la Comisión de Seguridad del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

Los conocimientos brindados a las partes involucradas, será reproducido en las zonas productivas del país, de tal manera que la implementación de las nuevas herramientas tecnológicas sea aplicada en el campo y de esta manera mejorar los procesos de producción a nivel de fincas y pequeñas parcelas.

“Estamos tratando de contar con un modelo que pueda informarnos acerca del manejo de los recursos hídricos en el corredor seco del país y de esta manera atender las cosechas. Con los programas a implementar se pueden tomar decisiones oportunas de cuando cosechar y conocer los costos de producción por irrigación y de esa manera alcanzar una seguridad alimentaria sostenible”, añadió Leonel Plazaola, Vicerrector de Investigación y Desarrollo, Uni.