Las autoridades británicas investigan un ciberataque al Parlamento este sábado luego de descubrir “intentos no autorizados de acceder a cuentas de usuarios parlamentarios”.

Como precaución, el acceso remoto al correo electrónico para los legisladores ha sido desactivado con el fin de proteger a la red de los hackers, indicó la Cámara de los Comunes en un comunicado.

“Como resultado, algunos miembros del Parlamento y del personal no pueden tener acceso a sus cuentas de correo electrónico desde fuera de Westminster”, señaló el texto, al tiempo que agregó que los servicios de informática dentro de las cámaras legislativas operan con normalidad.

Hasta el momento se desconoce cuántas personas resultaron afectadas y qué tan amplio fue el daño.

En un correo electrónico enviado a todos los afectados se describe un “ataque sostenido y decidido a todas las cuentas de los usuarios parlamentarios en un intento por identificar las contraseñas débiles”, según indicó el periódico The Guardian. “Estos intentos específicamente trataban de obtener acceso a nuestros correos electrónicos”.

El liberal demócrata Chris Rennard dijo en Twitter que los mensajes urgentes deberían ser enviados por mensajes de texto, ya que los correos electrónicos del Parlamento podrían no operar en forma remota.

El Centro Nacional de Ciberseguridad y la Agencia Nacional Contra el Crimen examinan el incidente.

Liam Fox, secretario británico de Comercio Internacional, declaró a ITV News que el ataque fue “una advertencia para todos: necesitamos más seguridad y mejores contraseñas. Uno no dejaría su puerta abierta durante la noche”.