Al menos tres personas murieron y nueve resultaron heridas en un ataque perpetrado en las últimas horas por tres hombres suicidas en un barrio liberado del este de la ciudad septentrional de Mosul, informó hoy a Efe una fuente militar.

Dos civiles y un policía perecieron, y otras nueve personas sufrieron heridas, después de que tres "terroristas" lanzaran un ataque contra una zona comercial y una mezquita en el barrio oriental de Al Muzana, detalló el subcomandante de las Operaciones Conjuntas de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, Abdulkarim al Shuali.

La fuente aseguró que tres suicidas llevaban adosados a sus cuerpos cinturones de explosivos y al menos uno se hizo explotar en un mercado después de que un policía, identificado como Aziz al Surgui, le hiciese un placaje.

La explosión también causó daños materiales en el lugar, agregó el militar.

Por su parte, el Ejército iraquí mató al tercer suicida, que se encontraba cerca de la mezquita de Al Rashan, en el mismo distrito.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) anunció en la red de mensajería Telegram, aunque su veracidad no ha podido ser comprobada, que "soldados del califato" llevaron a cabo un ataque en el barrio de Al Muzana, aunque no detalló las víctimas que hubo.

Estos ataques se producen un día antes de que comience el "Aid al Fir", la festividad musulmana que pone fin al mes sagrado de Ramadán, por lo que muchas personas acuden a las zonas comerciales para comprar todo lo necesario y preparar estos días festivos.

Desde que fue liberada del EI el este de Mosul el pasado 24 de enero, ha habido ataques puntuales de suicidas y de proyectiles de mortero lanzados por el grupo terrorista desde la otra orilla del río Tigris, que divide la ciudad en dos, y donde todavía ocupan una pequeña parte de la urbe.

El pasado lunes se lanzó la última fase de la ofensiva para expulsar definitivamente a los terroristas del casco antiguo de Mosul, el último reducto de los radicales en el que fue su principal feudo en Iraq.