El ingeniero Salvador Mansel dio esas declaraciones en la comunidad de Cofradías que se encuentra ubicada en el municipio de Terrabona y donde reciben energía eléctrica unas 40 viviendas, proyecto que cualitativamente les cambió la vida a los habitantes del sector.

El compañero Mansel reiteró que la subestación que el gobierno sandinista va a construir en Terrabona, va a recibir la energía eléctrica que llegará por medio de la línea que conectará a Tumarín, en Mulukukú con Boaco y Managua, así como con el interconectado nacional y centroamericano.

Mansel señaló que Terrabona que era uno de los municipios de Nicaragua con uno de los índices más bajos de electrificación, ha venido mejorando a partir del 2007 cuando llegó al gobierno el Frente Sandinista, dándoles a las familias del lugar el derecho de tener acceso a la electricidad.

En ese sentido recordó que el gobierno del Presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo no solo está  inaugurando la electrificación de la comunidad de Cofradías, sino también lo hará a partir de enero en 15 localidades adicionales de la jurisdicción de Terrabona, como parte del plan de electrificar mil comunidades del país durante el 2013.

Recordó que el proyecto del gobierno sandinista es llevar al país a un nivel de electrificación rural de un 95 por ciento de los hogares del país hacia el 2017, energía que será generada por proyectos como el de Tumarín y en ese sentido destacó que se va a invertir casi 500 millones de dólares para convertir en el sistema  interconectado nacional, en el más sólido del istmo centroamericano.

Pobladores contentos con restitución de derecho a la electricidad

Respecto de la electrificación de la comunidad de Cofradías, Emirse Orozco Salgado, una compañera de la localidad, dijo estar muy contenta y agradecida con el Presidente Daniel Ortega por llevar la electricidad hasta la comunidad, lo que les ha mejorado sensiblemente la vida de los lugareños, al punto que ahora pueden planchar la ropa con plancha eléctrica, pueden tener televisión y refrigeración.

Por otra parte Engracia Espinoza manifestó que los gobiernos liberales nunca hicieron nada por ellos y pese a las gestiones que hacían, nunca les llevaron la electricidad simplemente porque la mayoría de los pobladores de Cofradías son sandinistas.

Recordó que la vida era dura y en la noche tenían que alumbrarse el camino, incluso en sus mismas casas para no pisar una culebra, tenían que planchar la ropa con planchas de carbón.

Entre tanto Juan Ángel Ochoa Flores dijo que ellos pasaron muchos años en oscuridad por las noches, pero reconoció que gracias al gobierno del Presidente Daniel Ortega llegó la luz eléctrica a la comunidad, lo que agregó les ha mejorado la vida.