En la colonia Francisco Morazán del Distrito II, existe un serio compromiso de las familias por no permitir la reproducción de los mosquitos causantes de las enfermedades, lo que se traduce en la limpieza constante de sus hogares, la eliminación de los criaderos y colaborar con los brigadistas para llevar con éxito las diferentes jornadas de salud.

La escena de los brigadistas ingresando para fumigar y eliminar criaderos de zancudos, se repitió en más de 500 hogares de esta popular colonia, que pueden estar orgullosos de no registrar casos de personas afectadas por el dengue, chikungunya o zika.

“Esta es una buena labor que realiza el Ministerio de Salud para eliminar los zancudos de las casas y nosotros debemos apoyar ese trabajo limpiando nuestros hogares, porque la tarea es de todos y no solamente del gobierno”, dijo el señor Luis Rodríguez.

En iguales términos se refirió la señora Norma Vázquez, al comentar que cada familia debe eliminar los objetos que no utilizan en sus hogares, sobre todos aquellos recipientes donde se pueden reproducir los zancudos.

“Es importante que las familias dejen ingresar a sus hogares a los fumigadores, porque de esa manera evitamos el dengue y muchas enfermedades. Debemos mantener limpias nuestras casas, ese es la clave para no enfermarse”, dijo Vázquez.

Alfredo Hernández, coordinador de la brigada del Ministerio de Salud, indicó que es la sexta ocasión que visitan la colonia Morazán, una zona donde las enfermedades transmitidas por los zancudos no existen, según los registros del centro de salud que lleva el mismo nombre.