Este reconocimiento al Dr. Ramsey Clark, consistente en la Medalla "Cardenal Miguel Obando y Bravo", se da por su lucha a favor de la Paz y la Justicia. En el evento estuvo presente el Padre Miguel D´Escoto, miembros del cuerpo diplomático y distinguidas personalidades de la vida académica.

El doctor Ramsey, quien también fue investido con un Doctor Honoris Causa en Humanidades por la Unan-Managua, en declaraciones a los medios opinó alrededor del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Al respecto, consideró que dicha sentencia es un avance en términos de reconocimiento de los derechos de Nicaragua, indicó el ex Procurador General de Estados Unidos, Dr. William Ramsey Clark.

Sin embargo, también apuntó que la decisión de la Corte fue tardía e incompleta “porque en realidad tanto el territorio marítimo como las islas (del archipiélago de San Andrés) pertenecen a Nicaragua”.

Ramsey explicó que la Corte  Internacional de Justicia es el tribunal supremo en el mundo y como tal Colombia debería reconocer su fallo. “En vez de desconocerlo y estar fuera de la ley,  yo instaría a Colombia a entrar de nuevo en el cuerpo de naciones del mundo que reconocen esa autoridad”, expresó.

Con el reconocimiento hecho por las autoridades de la UNICA, Ramsey dijo sentirse muy honrado, sobre todo debido al papel de liderazgo que ha desempeñado el Cardenal Miguel Obando a través de la historia de Nicaragua.

Por otro lado, señaló que tiene esperanza en los esfuerzos que realiza el Padre Miguel D´Escoto para lograr una reforma al Sistema de Naciones Unidas.  

En ese sentido señaló que hay muchas cosas que hacer para reformar el SNU, una de ellas consiste en abolir al Consejo de Seguridad, puesto que en su forma de constitución actual “permite a 5 países del mundo bloquear cualquier iniciativa que puedan tomar las demás naciones del mundo, a través de su poder de veto”.

Paz debe estar apoyada en la Verdad, el Amor, la Justicia y la Libertad

Por su parte Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, explicó que el reconocimiento que hicieron las autoridades de la UNICA es entregado a personas que se interesan por trabajar por la Paz, “una Paz que debe estar apoyada en la  Verdad, el Amor, la Justicia y la Libertad”.

El Cardenal indicó que el término más justo para los que trabajan por la Paz es pacificadores. “El doctor Clark ha sido durante toda su trayectoria un agente de Paz; un pacificador”, aseguró.

No obstante recordó que Dios mismo es el verdadero y supremo “agente de Paz”. “Precisamente por esto, los que se afanan por la paz son llamados hijos de Dios: porque se asemejan a Él, le imitan, hacen lo que hace Él”.

El Cardenal aseveró que la condición para ser canales de Paz es permanecer unidos a su fuente que es la voluntad de Dios. “En su voluntad está nuestra Paz”, indicó.

En otro tema, Su Eminencia refirió que los nicaragüenses nos distinguimos por ese Amor a la Santísima Virgen madre de Cristo y madre nuestra. “Le pedimos a la Virgen Santísima que nos  bendiga, nos llene de bendiciones a todos los nicaragüenses”, finalizó.