Este puente, que unirá a Nicaragua con Costa Rica, tendrá una extensión de 262 metros lineales, 11 metros de ancho, 40 metros de altura y que constará de cuatro carriles, su inversión es superior a los US$30 millones, correspondientes a la donación del Gobierno y Pueblo de Japón y se prevé que su construcción culmine para abril del 2014.

Marcos Gradis, secretario político del Frente Sandinista en el departamento de Río San Juan, explicó que este proyecto trae un enorme impacto para el desarrollo de Río San Juan, comenzando con el mejoramiento del transporte de carga y pasajeros.

“Va a traer un gran impacto en el desarrollo económico de Río San Juan, va a reducir también los costos en el manejo de la carga que viene procedente de Costa Rica y por supuesto para nuestro pueblo de Río San Juan, este proyecto que impulsa nuestro comandante Daniel Ortega va a mejorar las condiciones, la calidad de vida, la generación de empleo y el crecimiento económico de este departamento que es un tesoro en Nicaragua”, manifestó Gradis.

Mejora en el transporte comercial y de pasajeros

Gradis añadió que al concluir la construcción del puente, uno de los más grandes de Centroamérica, prácticamente quedará resuelto el problema de transporte de personas a través del nicaragüense Río San Juan, además de que contribuirá al desarrollo del turismo.

“Este puente habilitaría una ruta muy corta que reduciría sustancialmente los costos, tenemos entendido que eso traería un estimulo a nuestros productores en el plano agropecuario, principalmente y por supuesto un estimulo a la actividad económica de la región. Se habilitaría una ruta de transporte de pasajeros, ya que hay muchas personas interesadas en establecer rutas ya formales de transporte de carga y pasajeros, y suponemos que el servicio de transporte se va a mejorar y se establecería una ruta internacional que nos permita tener un servicio fluido y de buena calidad”, expresó Gradis.

El transportistas Rigoberto José Flores valoró de positiva el desarrollo de esta obra, porque de esa manera podrán crear mayores fuentes de empleo y acortar la distancia y el tiempo de traslado de mercadería, porque ya no tendrán que viajar hasta Peñas Blancas, en el departamento de Rivas.

“Uno tardaba horas en pasar y la única manera de pasar vehículos era con una barcaza, pero con la construcción del puente se agilizará en todos los aspectos, principalmente el económico y de tiempo, porque una cosa conlleva a la otra”, dijo Giovanni Coka.

Mauricio Enrique Salablanca afirmó que la construcción de este puente tiene una gran importancia para la población y comerciantes de la zona y del resto del país, porque permitirá y facilitará la movilidad de personas y de cargas, principalmente de las cientos de personas que circulan a diario por el sitio, especialmente para las temporadas de Navidad, Semana Santa y la fecha en que culminan los cortes de café.

“Para mí y para toda la población creo que es bastante necesario este puente, porque ya tendremos una forma de traslado hacia el otro lado del río incluso a pie, ya que para los tiempos de invierno se crece el Río y ya no hay pase para nadie, mientras que con el puente ya no nos detendrá nada ni siquiera la crecida del Río”, comentó el agricultor Nelson Mondragón.

Carlos Bravo subrayó que la edificación de este importante puente contribuirá a mejorar el transporte y la economía de la zona. “Este cruce es muy demandado por nosotros los pobladores y comerciantes que vamos a Costa Rica y se nos hace necesario”.