China permanece hoy en alerta por las intensas lluvias que afectan al país y toma medidas de emergencia para garantizar la seguridad al acercarse la temporada de inundaciones.

De acuerdo con el Centro Meteorológico Nacional, se esperan lluvias intensas en el norte y sur del país con precipitaciones regulares entre 20 y 60 milímetros diarios.

El ministro de Recursos Hídricos, Chen Lei, urgió a las autoridades locales a adoptar medidas preventivas ante las tormentas potenciales.

Según las autoridades, los niveles de agua en los principales ríos de China subirán y los cauces del sur probablemente superen los niveles de alerta.

Por tal motivo, Chen dijo que se debe llevar a cabo trabajo adicional para garantizar la seguridad de la gente en las áreas rurales remotas, las zonas marginadas rurales y urbanas y las atracciones turísticas.

Lluvias constantes registradas desde la semana pasada han conducido a la evacuación de siete mil personas de una zona montañosa en la provincia sudoccidental de Sichuan.

En esa región las pérdidas económicas directas ascienden a 74 millones de dólares.