El derecho a la salud está cada vez más al alcance de las familias del municipio de El Jícaro, en el departamento de Nueva Segovia, donde el Gobierno Sandinista ha construido un moderno y completamente equipado Hospital Primario Augusto C. Sandino. La unidad cuenta con las áreas suficientes para brindar un servicio de calidad a los miles de habitantes de las comunidades aledañas al municipio.

La inversión que alcanza más de 135 millones de córdobas, es sin duda un gran salto en los servicios de salud en el campo, tomando en cuenta que es la primera unidad de este tipo que se construye en las entrañas de las comunidades segovianas, proyecto que materializa los ideales del General Sandino, quien luchó por el bienestar de las familias humildes de esa zona del país.

“La inversión total abarca la compra del terreno donde se construyó el hospital, así mismo se destinó recursos para el equipamiento de la unidad, en la que se ha instalado un quirófano y las salas necesarias para brindar servicios de fisioterapia, medicina general, odontología, entre otras especialidades”, destacó la compañera Thelma Olivas, alcaldesa de El Jícaro.

Gran impacto en salud de comunidades alejadas

El impacto en las comunidades de El Jícaro cuya población supera los 30 mil habitantes, sumado a los protagonistas de municipios aledaños, es sin precedente, puesto que anteriormente los pacientes tenían que trasladarse hasta la cabecera departamental para poder recibir los servicios de salud que ameritaban.

“El hospital es muy importante para todos porque somos un municipio bastante grande y a nuestro alrededor tenemos municipios que también requerían de este tipo de proyectos, ahora que tenemos el beneficio, nuestras familias no tendrán que recorrer tanta distancia para ser atendidos, logrando así reducir las muertes. Acá atenderemos pacientes del municipio de Murra, Quilalí, El Jícaro y Ciudad Antigua”, señaló.

La unidad cuenta con una capacidad de hospitalización de 36 pacientes, sumado a las áreas de espera, servicios de Rayos X, red de oxígeno y por supuesto el personal necesario para que los servicios sean brindados con la calidez que merece el pueblo.

“El hospital viene a dar respuesta a las necesidades de salud de la población del municipio, así mismo, estaremos atendiendo a los habitantes de nuestros municipios vecinos, contamos con cuatro especialidades, consultorios debidamente equipados y una sala de fisioterapia con equipos de última generación al igual que el quirófano desde donde estaremos brindando todo tipo de cirugías”, expresó el doctor Osnar Pérez.

De manera evidente, los servicios de salud son una prioridad para el Gobierno de Nicaragua, los que de manera gratuita están al alcance del pueblo, mismo que incluye consultas, exámenes, medicamento y de ser necesaria la hospitalización.

“Seguimos alcanzando la calidad en la salud, llevándola a todos los rincones de Nicaragua a través del Modelo de Salud Comunitaria y el hospital es más que un captador de pacientes donde de manera especializada se atienden todos los tipos de padecimientos. Nosotros contamos con un personal de 64 profesionales entre médicos, enfermeras, bioanalistas y personal de limpieza y seguridad”, añadió Pérez.

Por su parte, los protagonistas quienes desde ya hacen uso de la unidad de salud, se muestran agradecidos con el respaldo brindado por el Gobierno, asegurando que su derecho a la salud es hoy una realidad la cual les permite alcanzar una mejor calidad de vida.

Población valora atención

“La atención en el hospital y la infraestructura están muy buenas, desde hace años queríamos tener un hospital como este porque sabemos que ahora habrá médicos especialistas y sobre todo porque está cerca de nuestras casas. Antes nos tocaba viajar hasta Ocotal y eso representaba un gasto económico grande y nos consumía tiempo pues viajar hasta allá”, expresó Leyner Torrez.

“Dios es quien provee al Presidente Daniel Ortega para que nos brinde este tipo de beneficios y por eso nos sentimos agradecidos porque es triste tener un enfermo en la casa y no tener dinero para llevarlo al hospital, sin embargo, ahora que tenemos un hospital en El Jícaro nos sentimos agradecidos y llenos de júbilo por esta gran bendición”, expresó Socorro Valverde.