Un total de ocho comerciantes que serán afectados durante el proceso de construcción del nuevo galerón en el mercado Oriental, llegaron a un acuerdo con las autoridades de la Alcaldía de Managua, en el que se planteó el traslado temporal de los mismos, de tal manera que su actividad comercial no se vea afectada.

Los ocho establecimientos comerciales se ubican actualmente en la vía de acceso a la zona donde se construirá el nuevo local, lo cual dificulta el ingreso de la maquinaria, razón por la que de manera temporal serán reubicados en la parte trasera de la Estación número Uno de la Policía Nacional.

Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua destacó que durante la negociación se tomó en cuenta las peticiones de los comerciantes, que desde el primer momento han contado con el apoyo del Gobierno Sandinista.

"Los ocho comerciantes no resultaron quemados, pero si han sentido en carne propia las afectaciones que sufrieron sus compañeros. Hemos alcanzado un diálogo amplio y en un primer momento fue difícil llegar a un acuerdo, pero ya les hemos dejado claro la importancia de contar con un mercado seguro, con un debido sistema eléctrico y con vías de acceso", refirió.

Las condiciones para los comerciantes están dadas y en los próximos diez días se estará llevando a cabo el proceso de reubicación.

"Estarán reubicados detrás de la Estación Uno, durante un periodo de seis meses, tiempo en el que estimamos se construya el galerón y una vez que la obra esté lista ellos podrán incorporarse al galerón o bien permanecer en el sitio que se le construirá temporalmente, así mismo estarán exentos del canon de arriendo durante todo este periodo", añadió Moreno.

Los comerciantes agradecen el apoyo brindado y la inclusión en la toma decisiones, mismas que propician acuerdos en los que ambas partes resulten satisfechas, así mismo, ratificaron su apoyo en el desarrollo de las obras que garanticen el buen funcionamiento del centro de compras.

“Es duro tener que dejar el sitio en el que por más de veinte años hemos trabajado, sabemos que la obra que van a realizar es importante y todos tenemos que colaborar para que salga adelante. Nosotros nos dedicamos a la venta de pollos y embutidos y estamos confiando en Dios que nuestras ventas no van a bajar a pesar de que nos traslademos de lugar”, expresó Donald Hernández, comerciante.