Un grupo de hackers, mediante la cuenta de Twitter llamada @_CyberTeam_, se atribuyó el ataque contra Skype, que impidió que los chats funcionaran correctamente.

De acuerdo con el portal Microsoft Insider, se podría tratar de un ataque de denegación de servicio, también llamado DoS.

El propio servicio confirmó a través de su cuenta de Twitter @SkypeSupport el 19 de junio que el sistema experimentaba ciertos problemas con la conexión.

Aunque la cuenta de soporte de Skype asegura haber solucionado el fallo, usuarios de todo el mundo siguen quejándose en Twitter del mal funcionamiento de la aplicación bajo la etiqueta #SkypeDown.

La cuenta de hackers que se atribuyó el fallo asegura que su próximo objetivo será la plataforma de videojuegos Steam, que de momento funciona con normalidad.