Los desplazados por las inundaciones en Uruguay ascienden hoy a siete mil 35, aunque se mantiene el ritmo de descenso del río homónimo, informó el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae)

Del total de personas fuera de sus hogares, mil 149 fueron evacuadas por las autoridades y cinco mil 586 se autoevacuaron en viviendas particulares y alberges autogestionados.

Las autoridades de los departamentos de Salto y Paysandú, en la medida que las aguas bajen y según los protocolos vigentes, comenzarán a realizar las tareas preparatorias para la implementación del operativo retorno seguro de las personas desplazadas.

El Sinae señaló que el 50 por ciento de los uruguayos afectados se encuentran en Salto, poco más del 43 en Paysandú y el seis en Artigas, en la localidad de Bella Unión.

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande informó que ocurrieron precipitaciones de poca importancia en la cuenca alta del río Uruguay y los diferentes modelos meteorológicos no pronostican precipitaciones abundantes para los próximos días.

Como parte del operativo retorno se procederá a la limpieza y fumigación de la vía pública y luego de las fincas.

Participan en esta tarea las instituciones departamentales, además de otros organismos nacionales como los ministerios de Transporte y Obras Públicas, de Defensa a través del Batallón de Ingenieros y del Interior mediante la Dirección Nacional de Bomberos.

También colaboran brigadas del Sindicato de la Construcción y una decena de voluntarios de la Federación de Funcionarios de Salud Pública.