Un amplio equipo del Servicio Geológico-Minero de Chile y especialistas en vulcanología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) realizarán un amplio estudio sobre la caracterización e identificación de los peligros y amenazas volcánicas de Nicaragua.  

Los expertos en vulcanología de ambos países, se reunieron este lunes en Managua, para dar inicio al denominado “Proyecto en Técnicas de Vigilancia de los fenómenos volcánicos en Nicaragua”.

El doctor William Martínez, Director de Geofísica del Ineter, explicó que se hacen estos estudios dado que en Nicaragua, el 70% de la población vive a lo largo de la cadena volcánica.   

“Una manera de poder anticipar, y poder planificar y orientar adecuadamente a nuestra población es caracterizando mejor cómo funcionan y cómo están nuestros volcanes”, refirió.

Estudios a profundidad

Indicó que con el Servicio Geológico Chileno, Nicaragua va a extender ese conocimiento y monitoreo a toda su cadena volcánica.

“Se estudiará a profundidad el Volcán San Cristóbal, el cual tiene un poblado e infraestructura muy importante en su cercanía, en el departamento de Chinandega”, anunció Martínez.

Destacó que con este estudio, se evitarán desastres y catástrofes, teniendo una caracterización de los peligros que puede representar un volcán.  

“El desastre del Volcán Casita, era totalmente previsible; los 3 mil 28 muertos que y las dos comunidades destruidas, fueron innecesarios”, aseveró Martínez.

En este sentido, explicó que bastaba de una buena planificación y conocimiento del uso del terreno, en cuanto a los peligros volcánicos.

Hay que estar preparados

Por su parte, el doctor Mauricio Mella, Experto en Vulcanología de Chile, dijo que siempre es importante estar preparados y conocer las condiciones y posibles riesgos que representan los volcanes.  

“Necesitamos datos específicos, como por ejemplo, las zonas que serían afectadas; conocer el volcán, y qué tipo de erupción puede hacer.  Es importante saber si la ocurrencia de la erupción será en un corto, mediano o largo plazo”, refirió.

Mella manifestó que  los desastres no son naturales; sino que los seres humanos no están preparados ante esta la fuerza de esa naturaleza; y es aquí donde precisamente tiene su importancia estos estudios que harán hermanados con expertos de Nicaragua.