Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, celebró este domingo la conclusión de la Fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo en la Parroquia “Jesús Sacramentado”, ubicada en la Colonia Pedro Joaquín Chamorro (Managua).

Durante esta Misa especial, el líder religioso destacó que la parroquia está consagrada prácticamente a esa acción de “Jesús Sacramentado”, por lo que ha acudido a celebrar esta fecha importante con las familias católicas.

“Muchas personas que por cuestiones de trabajo no pudieron participar el jueves pasado (en el Corpus Christi), a nivel litúrgico se permite que esta fiesta del Cuerpo y la Sangre del Señor, pueda trasladarse para el domingo más cercano”, explicó.

En este sentido, refirió que este domingo se está clausurando con los nueve días de festividad del Cuerpo y la Sangre del Señor, lo que nos invita a reflexionar cómo la grandeza y amor de Jesús ha querido quedarse en estas especies tan sencillas como el pan y el vino.

“Son nuestros alimentos, pero también con nuestra fortaleza y compañía permanente. Nos queda la presencia real del Santísimo Sacramento, en donde Él, como una promesa, nos dice: vengan a mí los que se sientan cansados, agobiados, que yo los aliviaré”, manifestó Brenes.

El Arzobispo de Managua, al presidir esta Misa especial, acompañado con toda la comunidad católica de esta popular colonia, refirió que la presencia real del Señor, no solamente se concretiza en la Santa Eucaristía, sino también en el Santísimo Sacramento de forma permanente.

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus

corpus