Un total de 198 delegados departamentales y municipales del Ministerio de Educación (MINED), sesionaron en el Auditorio Elena Arellano para rendirle homenaje al Padre Miguel D'Escoto.

"Este es un homenaje a la vida y legado del Padre Miguel D'Escoto. Iniciamos con una semblanza de vida y dándole relevancia a ese legado de él, de asegurar en cada aula de clase, calidad de vida y humana y trabajar porque la educación sea un elemento para el desarrollo de este país", subrayó Salvador Vanegas, ministro asesor del Presidente para todas las modalidades educativas.

La profesora Liliam Moreno, delegada departamental de Chinandega, indicó que como maestros ellos deben hacer notar el tema y transmitírselo a los estudiantes, sobre todo a la juventud que necesita conocer del carisma, decisión y valor que tenía el Padre.

El profesor Jaime Orozco, delegado departamental de Boaco, señalo que ellos, a nivel de los centro escolares, han conmemorado la insigne obra del Padre Miguel.

"El Padre Miguel merece ser contado a los estudiantes, para que ellos conozcan el legado de este tipo de hombre que lo ha entregado todo por la causa revolucionaria", agregó el profesor boaqueño.

Además, se abordaron otros temas como el cambio de paradigmas en relación a los Talleres de Evaluación, Participación y Capacitación Educativa (TEPCE), un concepto que se tuvo en los años ochenta y hoy a 38 años, se debe hacer un giro porque Nicaragua necesita hacer una revolución educativa.

En ese sentido, el Ministro Asesor explicó que los delegados de cada territorio presentaron información sobre el avance, metas y compromiso para que todos los docentes del país hayan recibido ocho talleres y mejorar sus capacidades.

“Estamos discutiendo los avances, limitaciones y nuevas acciones para la estrategia del uso de tecnología con fines educativos", dijo Vanegas.

 “Cada escuela se va a convertir en una historia revolucionaria del nuevo modelo educativo que queremos. Donde todos los estudiantes, los niños y las niñas hagan historia construyéndola, no aprendiéndola de memoria”, mencionó la profesora Moreno.

Moreno finalizó diciendo: “Vamos a honrar la memoria del Padre Miguel trabajando con los estudiantes y docentes por esa mejor educación, a la cual tanto él como nosotros aspiramos en el futuro”.