El presidente estadounidense, Donald Trump, como ya es costumbre, utilizó su cuenta de Twitter para quejarse de la prensa y reiterar que es víctima de una "cacería de brujas".

Cerca de las 06:30 horas de este viernes, Trump envió una serie de tuits quejándose del trato que se le ha dado desde que llegó a la oficina oval.

"Después de siete meses de investigación y audiencias sobre mi "colusión con Rusia" nadie ha sido capaz de mostrar ninguna prueba. Triste", fue el primer mensaje enviado por el mandatario.

Después, en otros tres mensajes habló sobre la prensa y el despido de James Comey como director del FBI: "Los medios de noticias falsas odian cuando uso mis muy poderosas redes sociales, en donde me siguen más de 100 millones de personas. Puedo esquivarlos. A pesar de esta ridícula cacería de brujas que hay en América, los números económicos y de trabajo son geniales. Los trabajos y el entusiasmo de la gente están muy arriba".

Sobre el número de seguidores que menciona, cabe recordar que una auditoría hecha por algunos miembros de la prensa arrojó que, de sus seguidores en twitter (32 millones 397 mil 244) casi la mitad de ellos (15 millones 44 mil 248) son “bots”, es decir, cuentas falsas.

Por último envió un mensaje en el que, de alguna manera, confirmó que se encuentra personalmente bajo investigación: "Estoy siendo investigado por despedir al director del FBI ¡justamente por el hombre que me dijo que despidiera al director del FBI! ¡Cacería de brujas!

El encargado de esta investigación es Robert Mueller quien fue nombrado por el departamento de justicia para continuar con el proceso que había iniciado James Comey.