En el marco de la celebración de las fiestas del Cuerpo de Cristo, feligreses de la Iglesia Corpus Christi de Villa Libertad, recibieron al Nuncio Apostólico de Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, quien presidió la misa solemne, en la cual más de 30 niños recibieron su primera comunión.

El párroco Antonio Saballos expresó que como Iglesia, para ellos es un gozo el poder culminar las fiestas patronales.

En 17 años que tiene de existencia la parroquia, nunca habían tenido la visita de esta magnitud y contar con la presencia del Nuncio fue un gran privilegio.

“Hoy celebramos la fiesta de su parroquia, Corpus Christi: el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Es para recordarnos que nuestro Señor vivió completamente en nuestra carne y con nuestra misma sangre”, dijo el Nuncio Apostólico.

En su homilía hizo referencia a dos aspectos. La primera parte es lo que Jesús tomó de nosotros, como es la naturaleza humana al tomar la sangre y carne nuestra, pues quiso ser plenamente ser humano. La segunda es lo que Jesús nos dio a nosotros.

A los niños que dieron su primera comunión los exhortó a que se den cuenta de lo que van a recibir: “Estamos recibiendo a Jesucristo!”, sentenció.

“¿Y cómo podemos recibirlo?, Compartiendo con el corazón sin rencor. Porque cómo podemos recibirlo. si seguimos viviendo con el odio o calumniando a la otra persona?”, acotó Nwachukwu.

A la comunidad cristiana el mensaje que les dejó fue que “el Sacramento de la Eucaristía tiene que darnos la confianza, de saber que Jesús camina, está con nosotros y conoce nuestros desafíos, experiencias, fracasos y que podemos levantarnos”.

Como representante del Papa en Nicaragua, extendió a la comunidad de esta Parroquia el abrazo, afecto, solidaridad y sobre todo la bendición enviada por su Santidad, Francisco.

Asimismo, el Nuncio consagró a nuevos ministros extraordinarios de la comunión, así como la reconfirmación de los que ya ejercían este ministerio.

El Nuncio agradeció por la bienvenida brindada y la oportunidad de compartir con la comunidad esta fiesta muy importante de la Solemnidad de la Sangre de Cristo.

También reveló que esta visita coincide con el 33 aniversario de haber sido ordenado sacerdote en la solemnidad de Corpus Christi.