En Jinotega, al igual que en muchas partes del país, hay gente muy trabajadora que diariamente va venciendo obstáculos para salir adelante. Algo de eso hacen todos los días Ruth y Madeleine Gutiérrez, dos hermanas que se dedican a la elaboración de sabrosos sorbetes que deleitan los paladares de los jinoteganos.

Ambas son una verdadera inspiración, porque además de ser muy trabajadoras, tienen una fe inquebrantable por salir de la pobreza, meta que las hace derribar montañas y sacrificarse por darles una mejor calidad de vida a sus hijos.

Todos los días se levantan muy temprano. El frío intenso que abraza las calles de Jinotega no es impedimento para ir al mercado y comprar las frutas con las que luego producirán sus sabrosos “Sorbetes Delicias”, un manjar que los jinoteganos tienen la dicha de comer.

sorbetesdelicias

El arte y talento de estas mujeres emprendedoras lo heredaron de su padre, un hombre entregado a su familia y que inculcó a sus hijos el amor por el trabajo y les enseñó la fórmula para elaborar estos helados artesanales.

Antes de emprender y decidirse a producir los Sorbetes Delicias, estas mujeres trabajaban a terceros. Madeleine en un supermercado de dependienta, mientras Ruth estaba desempleada.

“Nosotras le hemos venido ayudando a mi padre y a mi madre desde pequeña, hemos visto como han trabajado por la familia, para que nunca nos faltase los alimentos, pero desde hace tres meses venimos trabajando juntas y decidimos seguir la tradición de mi papá de los sorbetes y hemos creado la marca Sorbetes Delicias”, cuenta Ruth.

sorbetesdelicias

En las primeras semanas no fueron tan alentadoras, sin embargo, no se dieron por vencidas y hoy sus sorbetes han sido probados por miles de jinoteganos.

Su jornada empieza a las 4:00 de la madrugada, buscan las frutas, el hielo y a las 7:00 de la mañana ya se dedican a producir los sorbetes que luego los colocan en tazas plásticas transparentes y son refrigeradas por varias horas.

A las 9:00 de la mañana salen de su casa en el barrio Mauricio Altamirano con sus termos cargados de sus sabrosos sorbetes, pero también con la ilusión y esperanza que ese esfuerzo les ayudará a cumplir sus metas.

sorbetesdelicias

Ruth y Madeleine retornan a su hogar a eso de las 1:00 pm. Almuerzan para recobrar energías y nuevamente a las 2:00 vuelven a las calles a vender y regresan a su humilde vivienda casi a las 6:00 de la tarde, a atender a sus hijos con las tareas escolares.

Una rustica caja de madera, un molino manual y otra cajita de aluminio son parte de las herramientas artesanales con las que elaboran sus sorbetes.

Usamos de todo tipo de frutas de la temporada, de las que estén en los mercados, nos vamos en la mañana al mercado a buscar las más frescas, cocemos la leche en la mañana y en la noche hacemos el licuado con las frutas, todo esto lo hacemos en la maquina sorbetera, los ponemos en las tazas plásticas en la refrigeradora toda la noche y en la mañana salimos a vender a las calles”, explica Ruth.

sorbetesdelicias

Ruth y Madeleine son inconfundibles en las calles de Jinotega: un sombrero para cuidarse del sol, una camisa color amarilla y sus termos azules, son parte de su atuendo.

Encuentran punto de apoyo

Ambas sueñan en grande y tienen metas muy claras: quieren que sus productos se comercialicen en las pulperías y supermercados de Jinotega a corto plazo y luego por toda la región norte.

Nada es imposible y ellas lo saben bien, sobre todo si logran tener ese punto de apoyo que las puede ayudar a cumplir sus sueños.

sorbetesdelicias

El Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA) cuenta con un programa de apoyo a estos pequeños negocios, que son insertados dentro de la política de Aprender, Emprender y Prosperar que impulsa el Gobierno Sandinista.

Estas luchadoras mujeres tienen mucha esperanza que Sorbetes Delicias sean comercializados en las pulperías y supermercado, y ahora que fueron captadas por el MEFCCA esa meta puede cumplirse en poco tiempo.

Ruth y Madeleine van a recibir una serie de capacitaciones en temas relacionados a administración de pequeños negocios, podrán ser parte del programa Usura Cero y tendrán la posibilidad de adquirir nuevas tecnologías para seguir produciendo sus productos.

sorbetesdelicias

Yo trabajaba en un supermercado, pero decidí renunciar y luchar por mis sueños, además que puedo atender con mayor dedicación a mis hijos y nuestra esperanza es poner un local en el parque central de Jinotega, por ahora andamos ambulante, pero ese local es una de nuestras metas”, dice Madeleine.

Antes de llegar a más clientela en Jinotega, quieren primero adquirir una refrigeradora o freezer con mayor capacidad de almacenamiento para congelar el producto y una máquina para elaborar mayor cantidad de sorbetes.

Ahora que mi clientela se está haciendo más grande poco a poco, no tengo la capacidad para elaborar tantas tazas de sorbetes, necesitamos una máquina para producir más y una refrigeradora más grande”, afirma Ruth, certificando que ese punto de apoyo que buscan les ayudará a mejorar la vida de ellas y sus familias.

sorbetesdelicias

sorbetesdelicias

sorbetesdelicias

sorbetesdelicias