En esta misma iniciativa se autoriza al Ejército de Nicaragua en conjunto con miembros del Ejército de Estados Unidos, realizar ejercicios y operaciones de vigilancia contra el narcotráfico internacional en nuestras aguas del Caribe, incluyendo aquellas zonas marítimas restablecidas por la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de la Haya el pasado 19 de noviembre pasado.

De acuerdo a la iniciativa, el ingreso al territorio nacional de efectivos antinarcóticos del ejército norteamericano, debe ser previamente planificado y coordinado con el Ejército de Nicaragua, para la cooperación y eliminación del tráfico ilícito en el periodo del 1 de enero al 30 de junio del 2013.

La propuesta fue enviada por el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra con carácter de urgencia y contiene todas las acciones y programaciones del Ejército de Nicaragua en conjunto con otras fuerzas armadas con las que mantiene vinculas de cooperación. Estas acciones se desarrollarán en el transcurso del año 2013, por lo que miembros de las diferentes fuerzas militares antes citadas, ingresaran en distintos momentos, fechas y meses del próximo año, para realizar maniobras humanitarias e intercambios de cooperación o lucha contra el narcotráfico.

En esta misma iniciativa se autoriza a efectivos de nuestras fuerzas militares salir del país, con el propósito de participar en los eventos programados en el seno de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas.

“Esta es una aprobación normal de la Asamblea Nacional en el marco de las relaciones que se establecen entre los ejércitos y por las relaciones internacionales hay un intercambio de experiencia y de encuentros entre distintos ejércitos”, explicó el legislador sandinista Filiberto Rodríguez, presidente de la Comisión de Gobernación, Derechos Humanos y Paz de la Asamblea Nacional.

El coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro, manifestó que esta aprobación de ingreso de militares extranjeros a Nicaragua, se hace todo los años en el afán del intercambio y cooperación de esas fuerzas militares con nuestro Ejército de Nicaragua, de cara a fortalecer las capacidades de nuestra institución de cara a desastres naturales, rescate y salvamento y lucha contra el narcotráfico.

Al ser consultado sobre las acciones conjuntas entre las fuerzas antinarcóticos norteamericanas y el Ejército de Nicaragua, en las zonas recuperadas por la Haya, Castro aseguró que hacerlo es un derecho legitimo de los nicaragüenses.

“Esto es un derecho y una obligación constitucional de aprobar toda esta maniobra conjunta con Estados Unidos, con China Taiwán, con Venezuela y otras naciones con las cuales mantiene lazos de cooperación entre las fuerzas armadas”, dijo Castro.

Indicó que estas acciones refuerzan la lucha que viene realizando Nicaragua contra el narcotráfico y el crimen organizado, a la par que refuerza nuestra soberanía sobre los lugares que regresaron a nuestra jurisdicción.

En la exposición de motivos, la propuesta razona que el Ejército de Nicaragua como una institución profesional de carácter nacional, mantiene actualmente magnificas relaciones de amistad y de cooperación con otras fuerzas armadas de países de la región centroamericana, del hemisferio y del mundo, por lo que se hace necesario ese intercambio que permita fortalecer sus conocimientos para el servicio de la población.