El Director General Adjunto de Desarrollo Social, Humano y Sustentable de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), Juan Gabriel Morales, y Verónica Guerrero, representante en Nicaragua de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), realizaron una visita técnica a funcionarios de la Universidad Nacional Agraria (UNA), con motivo de realizar un intercambio de opiniones sobre el proyecto “Mesoamérica sin hambre” ejecutado en el país.

Este proyecto pactado a cinco años es ejecutado por la FAO y tiene como objetivo proveer asistencia en materia de políticas públicas para la seguridad alimentaria y nutricional.

“Mesoamérica sin hambre” se ejecuta en los nueves países de Mesoamérica y en Nicaragua tiene énfasis en la producción de semilla y su acondicionamiento para la producción de granos básicos.

“Este es el tercer año consecutivo que venimos ejecutando el proyecto. En Nicaragua este programa se circunscribe a lo que es el desarrollo de sus políticas públicas, a lo que es su política agroalimentaria, específicamente en el acompañamiento de la estrategia nacional de bancos comunitarios de semillas, a la estrategia de fitomejoramiento participativo”, mencionó Guerrero.

El representante de AMEXCID señaló que este proyecto se desarrolla en tres ejes: “tiene que ver con marcos normativos en impulsar políticas públicas a escala nacional, en una intervención directa con la agricultura familiar y en alentar el intercambio de lecciones aprendidas a partir de instituciones mexicanas".

una

Por su parte, Guerrero indicó que “ha sido un programa que ha tenido un altísimo impacto, especialmente porque hemos podido desarrollar procesos de fortalecimientos de capacidades técnicas de diversas instituciones de producción, consumo y comercio”.

Asimismo, Morales agradeció a la Compañera Rosario Murillo por la bienvenida brindada y a todo el Gobierno de Nicaragua por permitirle estar en el país.

Reiteró la fraternidad, cooperación y el compromiso de México para con todo el pueblo nicaragüense.

Con la UNA se desarrolló un diplomado en agroecología y próximamente empezará otro en fitomejoramiento participativo, orientado a los hacedores y ejecutores de las políticas agroalimentarias que multiplican este conocimiento con los agricultores en los bancos comunitarios.

El Ingeniero Alberto Sevilla, Vicerrector General de la UNA, expresó que como institución siguen fortaleciendo los lazos de cooperación con las diferentes agencias en Nicaragua y las instituciones del Gobierno dedicadas al sector agrario.

“Seguimos poniendo nuestro mejor esfuerzo al desarrollo de capacidades, al fomento de ciencia y tecnología que beneficia la productividad en un marco de sostenibilidad”, reiteró.

una