La Comisión Interinstitucional, encabezada por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y miembros de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, participaron este miércoles en el Proceso de Consulta a las reformas al Código Penal, la Ley 779 y Código Procesal Penal de Nicaragua.

Los diputados y diputadas de la Comisión de Justicia de la A.N., dictaminaron a favor de este paquete de reformas, las cuales serán presentadas y aprobadas en plenario la próxima semana.

La Presidenta de la CSE, Magistrada Alba Luz Ramos, detalló que la Comisión Interinstitucional que participó en este proceso de consulta, está conformada por el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Nacional, además de la participación de la Policía Nacional y la Procuraduría General de la República (PGR).

“Expusimos cuáles eran las razones para plantear estas reformas, dado que han ocurrido hechos de relevancia social que afectan la tranquilidad de los ciudadanos de nuestro país, y causan zozobra e incertidumbre en la sociedad; hechos que han impactado en la vida y conciencia de la nación”, explicó.

En este sentido, refirió que estas reformas a las leyes mencionadas, no solo cumplen una función social punitiva, sino una función social preventiva.

El Subdirector General de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz, destacó que una vez aprobadas estas reformas al Código Penal, la Ley 779 y Código Procesal Penal, se fortalecerá la seguridad de las personas, las familias y las comunidades.

“(Estas reformas) vienen a preservar la vida y la integridad física de las personas; vienen a mejorar el sistema y las políticas de persecución criminal del Estado de Nicaragua; y algo importante es que trae un componente preventivo y profiláctico”, destacó Díaz.

El Comisionado General, abordó el caso de los accidentes de tránsito, los que se tipifican como homicidio imprudente.

“Aquellos conductores que sean culpables del accidente, donde hayan secuelas de muerte y lesionados graves; establece nuestro Código Penal que es más de 5 a 8 años; por lo tanto no hay mediación”, refirió.

También expuso que el Código Penal establece que si el conductor va en estado de ebriedad o bajo los efectos de droga, y es el culpable de ocasionar muerte o lesionados graves; su pena actual es mayor a los 4 años de cárcel; y la propuesta es que pase de cinco a ochos años, eliminándose la mediación.

La Presidenta de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, María Auxiliadora Martínez, sostuvo que estas reformas tiene un carácter preventivo y punitivo; pero lo principal es la protección de la vida humana; la protección de las mujeres, y protección de los niños.