El Estado de Nicaragua manifestó su respaldo a la República de Belarús en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, a la vez que rechazó “toda injerencia externa a en los asuntos internos de cualquier país”.

La posición de Nicaragua fue elevada por Nicaragua en la 35 sesión del Consejo de Derechos Humanos.

A continuación, la intervención íntegra de Nicaragua:

INTERVENCIÓN DE LA DELEGACIÓN DE LA
REPÚBLICA DE NICARAGUA ANTE LA 35ª SESIÓN DEL
CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

Diálogo Interactivo con Relatoría Especial sobre la situación de Derechos Humanos en Bielorrusia (Tema 4: Situaciones de derechos humanos que requieren la atención del Consejo)
Ginebra, 14 de junio 2016

Señor Presidente,

Nicaragua se adhiere a lo expresado por la Federación Rusa en nombre de un grupo de países con ideas afines, y en su capacidad nacional agrega lo siguiente:

Reiteramos nuestra preocupación en cuanto a que los mandatos de Pais se prestan a ser utilizados para avanzar agendas políticas cuyos fines verdaderos alejan a este órgano del noble objetivo para el que fue fundado.

Más aún, consideramos que los mandatos que no cuentan con el reconocimiento y el apoyo del Estado concernido, no abonan a la promoción y protección de los derechos humanos.

Reiteramos nuestro rechazo a toda injerencia externa a en los asuntos internos de cualquier país y nuestra desaprobación del uso inquisicional de los instrumentos del Consejo que contravengan el principio de cooperación y diálogo que debe primar ante todo en las relaciones entre Estados soberanamente iguales.

Reafirmamos nuestra convicción de que la senda del respeto, sobre la base de la paz, el diálogo y el consenso, es la clave del progreso y bienestar de los pueblos; invitamos al Consejo y a la Oficina del Alto Comisionado a colaborar con el gobierno de Belarús en los términos que este propone sobre la base de sus prioridades nacionales, con la anuencia del gobierno y a apoyarse en los mecanismos internacionales ya establecidos.

Para finalizar, Señor Presidente,

Hacemos votos por que a través de la cooperación y el diálogo, enmarcados en el respeto y la buena fe entre los Estados soberanos que integramos esta casa, juntos cumplamos efectivamente con el mandato de este órgano.

Muchas gracias.