El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles que el tirador en Virginia, James T. Hodgkinson, "ha muerto por sus heridas" tras haber sido hospitalizado.

El mandatario agradeció a las fuerzas de seguridad por su "heroísmo" y aseguró que el congresista Steve Scalise, herido en la balacera, es "un buen amigo, un patriota y un luchador"

"Los Estados Unidos están rezando por las víctimas de este terrible tiroteo", dijo en una conferenca de prensa desde la Casa Blanca.

"Hacemos bien en recordar en estos tiempos que aquellos que sirven en nuestra capital están aquí porque aman su país", concluyó.

Al menos cuatro personas resultaron heridas cuando Hodgkinson comenzó una balacera en un campo de entrenamiento de béisbol donde entrenaban congresistas republicanos, antes de ser neutralizado por la policía.

El hombre no tenía antecedentes de violencia y había participado en la campaña el candidato demócrata Bernie Sanders en 2016.