Los estudiantes del colegio público Chiquilistagua dedicaron al Canciller de la Dignidad, Padre Miguel D'Escoto Brockmann, un hermoso jardín de flores y plantas ornamentales.

El gesto, el más hermoso que pudieron realizar,  es precisamente para homenajear también la tarea en la defensa de los pueblos y el medio ambiente.

La joven Débora Moreno, estudiante del décimo grado en este colegio situado en el kilómetro 13.8 de la carretera vieja a León, sostuvo que los jóvenes deben tomar el ejemplo que significó el Padre Miguel.

"Nosotros como estudiantes debemos seguir su ejemplo, de conmemorar su ejemplo, sus obras. Nosotros como estudiantes debemos seguir estudiando, enalteciendo, y continuar con el legado que él nos dejó", sostuvo.

Por su parte la Directora del Centro, Ivania Duarte, afirmó que con el jardín, que se mantendrá de manera permanente, se recuerda a un compañero y hermano.

En ese orden señaló que precisamente la comunidad educativa se inspiró  en las acciones de las que participó para que el pueblo y sobre todo la niñez, gozaran de la paz y la armonía que el país hoy disfruta.

"Con este jardín nosotros lo que pretendemos es recordarlo a él primeramente como un hombre que brilló, que le gustó lo que es la Madre Tierra", señaló .

El Padre Miguel D'Escoto Brockmann, quien partiera a otro plano de vida el jueves 8 de junio, es considerado el Canciller de la Dignidad Nacional, por haber sido promotor de grandes victorias de la revolución, alcanzadas en el plano internacional.