Con gran devoción y solemnidad, la feligresía católica de Jinotepe, Carazo, celebró junto al Cardenal Leopoldo Brenes a San Antonio de Padua.

Las festividades en el honor a San Antonio han cobrado gran relevancia en Jinotepe.

De acuerdo al alto prelado, quien una vez fuera párroco de la iglesia que lleva el nombre del santo, las celebraciones representan una nueva oportunidad para los cristianos de seguir divulgando las buenas acciones de Dios.

misa

Hoy nos alegramos después de celebrar las fiestas de pentecostés, las fiestas de la Santísima Trinidad, hoy también celebramos a San Antonio, un gran predicador y creo que eso nos llama a cada uno de nosotros a ser portadores de esa buena noticia”, señaló el Cardenal.

Reparten el pan

Como parte de esta tradición, los fieles reparten pan y otros comidas, para pagar promesas o ser sujetos de la bendición del señor Jesucristo a través de la intercesión de San Antonio.

Es el caso de doña María Victoria Zúniga, una de las precursoras de regalar panes diminutos que tienen el objetivo de funcionar como reliquias.

misa

Su hija Daysi Rojas Zúniga, explicó que esta tradición ha sido retomada por ellos y se guarda para la sanación de los enfermos o la protección ante las calamidades. “Según las creencias, uno se come el pan y es un milagro”, señaló luego de la liturgia.

Para Mayra del Socorro Romero es una promesa repartir pan de mayor tamaño y con la única finalidad de ser consumido junto a la chicha de jengibre, como ofrenda porque siempre le mantiene la bendición del trabajo.

“Hago la chichita de jengibre y el pan de San Antonio para que no nos falte el pan de cada día”, precisó.

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa