Según la fuente, las embarcaciones recorren permanentemente las aguas al oriente del meridiano 82.

Además hacen sonar señales marinas que sólo son interpretadas por elementos de comunicaciones a bordo de cualquier embarcación que transite por alta mar.

En esos mensajes se puede leer que los nicaragüenses quieren hacer notar su presencia.

Los movimientos de las patrulleras del Gobierno de Daniel Ortega son monitoreados frecuentemente por radares colombianos instalados en la región.

Cabe resaltar que las embarcaciones de la Armada Colombiana permanecen en el mismo sector del mar.