El Gobierno de Nicaragua a través del Ministro de Relaciones Exteriores, Dennis Moncada Colindres, entregó la Orden José de Marcoleta en grado de Gran Cruz al señor José Miguel de la Cruz Cross, embajador saliente de la República de Chile.

Durante su intervención, Moncada Colindres destacó el aporte que desde su condición de diplomático realizó Cruz Cross en el país, respaldando proyectos educativos, así como intercambios culturales y amistosos, además dijo que fue un importante promotor del diálogo y la paz entre ambos países.

“El estimado embajador José Miguel de la Cruz, en su gestión al frente de la misión promovió el fortalecimiento de las relaciones de amistad, cooperación y el diálogo bilateral con Nicaragua, relación que data desde 1845 y que progresivamente se incrementó en el ámbito político, comercial, cultural y de cooperación técnico- científico. Reconocemos y agradecemos al embajador de Chile por su dinámica y eficiente labor diplomática en nuestro país”, manifestó.

chile

Resaltó el aporte en la formación y profesionalización de recursos humanos nicaragüenses a través de la cooperación técnica y científica, así como la restauración de la Escuela Gabriela Mistral, beneficiando a la niñez del país, entre otros aportes.

“Del embajador se destaca su labor al momento de impulsar el intercambio e interés comercial para fortalecer los mecanismos que propician un mayor flujo de mercancías, bienes y servicios en el marco del protocolo bilateral al Tratado de Libre Comercio suscrito entre nuestras naciones el 22 de febrero de 2011”, añadió.

Por su parte, el embajador de la República de Chile, señor José Miguel de la Cruz, agradeció al pueblo y gobierno de Nicaragua por acogerlo y brindarle la oportunidad de conocer la cultura y tradición del país. Así mismo, destacó los avances alcanzados en Nicaragua, donde el desarrollo y la estabilidad son evidentes.

chile

“Hoy en la práctica estoy terminando una carrera diplomática de 44 años, he tenido la oportunidad de representar a Chile en 12 países como embajador, terminando con gran alegría en la amada Nicaragua. Serví a Nicaragua en 1985 encontrando un país en crisis y carencias evidentes, han pasado los años y nos hemos encontrado con una Nicaragua en paz, progresando visiblemente y con mejores condiciones de vida, felicito a quienes lo han hecho posible”, expresó.

“Chile ha aportado lo suyo, hemos sido consistentes en desarrollar una relación bilateral en las más variadas áreas, agradezco el honor de recibir esta orden que me compromete a seguir cooperando en el futuro para las relaciones de amistad entre nuestros países”, concluyó.

chile

chile

chile

chile

chile

chile