Las autoridades hondureñas extendieron hoy, por 24 horas más, el estado de alerta amarilla decretado para los departamentos de Choluteca y La Paz, ante las intensas lluvias que azotan desde el sábado esos territorios.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) precisó que la medida obedece a las saturación de humedad en el suelo que propició inundaciones y deslaves en diversas localidades.

Asimismo, el órgano de la Defensa Civil notificó que se mantiene la alerta verde para los departamentos de Olancho, El Paraíso, Francisco Morazán, Comayagua, Yoro y Cortés.

Los expertos explicaron que las fuertes lluvias dejarán acumulados de 55 milímetros de agua, a raíz de la onda tropical que ingresó al país este fin de semana.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos, las abundantes precipitaciones provocaron inundaciones en los departamentos de Valle, Lempira, Intibucá, Santa Bárbara, Copán y Ocotepeque.

Como consecuencia, dos personas fallecieron ahogadas y más de 500 resultaron damnificadas, con alrededor de 120 viviendas dañadas o destruidas, lo que motivó una serie de evacuaciones.