Representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se encuentran en Nicaragua en una misión integral para ver cuáles son los avances y retos en cuanto a la atención y prevención del VIH y las Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS).

“Hay muchos avances en lo que es la cobertura del tratamiento retroviral y la parte de prevención de la trasmisión de sífilis de madre a hijo y el VIH”, dijo Freddy Pérez, asesor de OPS en Washington.

En ese sentido, Pérez señaló muy positivamente a Nicaragua como uno de los países más avanzados.

Consideró que sí hay retos y que por eso están aquí, para poder trabajar con el Ministerio de Salud y autoridades nacionales e identificar cuáles son. La idea es que juntos, OPS con otros socios, puedan llevar adelante intervenciones, esperando que a corto plazo se avance en la prevención del VIH y sífilis, y se pueda decir que Nicaragua es un país más, después de Cuba, certificado en la eliminación de la trasmisión de madre a hijo de estas enfermedades.

Por su parte, la doctora Mariángela Freitas, consultora del Centro Latinoamericano de Perinatología, órgano de OPS en Montevideo, señaló que en Nicaragua hay una voluntad muy grande de hacer las cosas lo más correctamente posible para que se pueda eliminar la trasmisión, tanto de VIH como de sífilis.

Esperamos poder dar seguimiento al trabajo (…), estamos ofreciendo soporte técnico para que Nicaragua en el menor tiempo llegue a la eliminación, pues tiene todas las condiciones para hacerlo”, expresó la doctora Freitas.

Freitas agregó que es muy importante tener un control médico antes del embarazo y una vez logrado iniciar el control prenatal lo más temprano posible.

De esta manera, también se logrará diagnosticar temprano el VIH y sífilis en caso que la madre sea portadora.