Distintas delegaciones de Naciones Unidas rindieron tributo al Padre Miguel D’Escoto Brockmann, Canciller de la Dignidad y ex Presidente de la 63 Asamblea General de la ONU, quien partió hacia la Eternidad el pasado 8 de junio en Managua.

Durante una Sesión sobre Reformas del Consejo de Seguridad, algunas de las delegaciones presentes que tomaron la palabra expresaron sus muestras de solidaridad con nuestro pueblo.

La representante permanente de San Vicente y las Granadinas, quien habló en nombre del L69; el representante permanente de India, quien habló en nombre del grupo G4 (India, Brasil, Alemania y Japón); el representante Permanente de Túnez; así como los representantes permanentes de Kuwait, África del Sur, Pakistán, Argentina y México, expresaron sus condolencias a Nicaragua.

Así mismo, los representantes reconocieron que gracias al Padre Miguel D´Escoto, en su labor como Presidente de la 63 Asamblea General, se logró comenzar una negociación entre Estados, respecto a las reformas del Consejo.

Minuto de silencio

Otro de los tributos al Padre D’Escoto, se realizó en la 27 Sesión de los Estados Parte de la Convención del Mar, donde se guardó un minuto de silencio y posteriormente la delegación de Nicaragua brindó unas palabras recordando el legado del Canciller de la Dignidad.

Además, el Comité de Organizaciones No Gubernamentales, bajo la Presidencia de Uruguay, expresó sus condolencias al Pueblo y Gobierno de Nicaragua.

Símbolo de Descolonización

Por su parte, el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas dio inicio a su sesión con un minuto de silencio a petición de la Presidencia del Comité, que ostenta la República Bolivariana de Venezuela.

En la misma, el Embajador de Venezuela destacó el carácter internacionalista del Padre Miguel y lo consideró como un símbolo de descolonización, al caracterizarlo como un hombre consecuente y revolucionario, que deja un vacío, pero que inspira con su legado a seguir luchando por un mundo mejor, de amor y de paz.

Nicaragua agradeció las muestras de solidaridad y condolencias de todas las delegaciones e igualmente destacó el internacionalismo del Padre y su lucha contra el Colonialismo que sigue vigente.

El Padre Miguel D´Escoto Brockmann fue elegido Presidente del sexagésimo tercer período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 4 de junio de 2008.