Estados Unidos se negó el lunes a firmar un compromiso del Grupo de los Siete países más industrializados que establece que el Acuerdo de París contra el cambio climático es una herramienta global "irreversible" para enfrentar el problema ambiental.

Los ministros del medio ambiente del G7 emitieron su comunicado final el lunes, después de su reunión de dos días, la primera desde que Estados Unidos anunció que abandonaría el Acuerdo de París.

En una nota al pie de página en el comunicado, Estados Unidos dijo que no se uniría a los otros seis países para reafirmar sus compromisos con el tratado, pero aclaró que estaba tomando medidas para reducir sus propias emisiones de carbono.

"Estados Unidos continuará comprometido con sus socios internacionales clave, en una manera que sea congruente con nuestras prioridades nacionales, preservando tanto una economía fuerte como un medio ambiente saludable", agregó la acotación.