Una mujer de 43 años falleció a causa del terremoto de 6,3 grados en la escala de Ritcher que afectó hoy a la isla griega de Lesbos, indicó el alcalde Spyros Galinós.

La mujer quedó sepultada bajo los escombros de su casa, tras derrumbarse como consecuencia del fenómeno sismológico que azotó a esa zona del mar Egeo Oriental y el noroeste de Turquía.

El sismo ocurrió a las 15:28 hora local (12:28 GMT), según datos del Instituto Geodinámico de Atenas, y su epicentro se situó bajo el mar a 37 kilómetros al suroeste de Mitilene, capital de Lesbos, entre esta isla y la de Quíos, donde también se produjeron daños significativos.

Varios medios locales de prensa reportan 12 heridos, entre los que sobresalen con más gravedad una pareja de ancianos que sufrieron múltiples fracturas durante el evento. No obstante, autoridades sanitarias indicaron que sus vidas no corren peligro.

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, declaró en la red social Facebook que sus pensamientos están con los afectados y señaló que 'la necesidad en este momento es la seguridad de los ciudadanos'.

Además, prometió que su gobierno hará una evaluación de los daños para que se reparen cuanto antes.

Las localidades más dañadas fueron Vrisa y Plomari, aunque el ministro griego de Infraestructuras y Transporte, Jristos Spirtzis, aseguró que equipos especiales ya partieron hacia ese lugar para apoyar las labores de búsqueda y rescate y en la limpieza de escombros.

Momentos después el instituto registró una réplica de 4,5 en la escala de Richter, al que sucedieron otros temblores de menor intensidad.

El terremoto se sintió en Atenas y en ciudades más lejanas como Estambul, y en toda la costa occidental turca, frente al distrito de Esmirna.