Electronic Arts ha sido la encargada de dar el pistoletazo de salida al E3 2017, la mayor feria de ocio electrónico del mundo que empieza el próximo martes en Los Ángeles, y lo ha hecho con una conferencia en la que el juego de acción multijugador Star Wars Battlefront II ha sido el principal protagonista.

A continuación, repasamos cinco de los anuncios y sorpresas más importantes con las que el gigante del videojuego norteamericano ha decidido dar inicio a la semana por excelencia en el mundo del videojuego.

Star Wars Battlefront II es más diferente de lo que podría parecer

Tal como se esperaba, el gran protagonista de la conferencia de Electronic Arts ha sido Star Wars Battlefront II, la continuación del título lanzado en 2015 que es menos continuista que lo que podría hacer pensar su nombre. Esta secuela no tan solo amplía el universo de personajes y escenarios disponibles hasta abarcar los de las tres trilogías, sino que también ofrece novedades desde un punto de vista estrictamente jugable.

Las refriegas entre decenas de jugadores online serán ahora todavía más frenéticas, pero a su vez tendrán algo más de estrategia. Asimismo, también se amplían las posibilidades que ofrece el pilotaje de diferentes naves espaciales y vehículos. Lo mismo con la activación de los héroes, que ahora se basará menos en una cuestión aleatoria en favor de un sistema de recompensas que premiará a los jugadores más hábiles con la posibilidad de controlar a personajes como el Darth Maul o Han Solo.

De las expansiones de pago a las microtransacciones. ¿Cambio de tendencia?

Otra de las mayores novedades de Star Wars Battlefront será el cambio de modelo de negocio con respecto a la introducción de nuevos contenidos. Así, si en la primera entrega se ofrecían paquetes descargable por 20 euros, para esta secuela EA ha prometido actualizaciones constantes y gratuitas con las que pretenden mantener el interés por el juego a lo largo del tiempo.

El modelo de negocio basado en micropagos que EA quiere probar con este juego es muy parecido al que desde hace años que utilizan la mayoría de juegos para móvil de éxito, como Clash Royale, pero sí que es menos habitual en grandes producciones. Según datos recogidos por SuperData Research (vía The Wall Street Journal), en 2015 las microtransacciones alcanzaron los 71.000 millones de dólares en todo el mundo, muy por delante los 1.400 millones de los packs de expansión, una cifra que explica la voluntad de EA de probar con este nuevo sistema de monetización en busca de repetir el éxito de FIFA y su popular modo Ultimate Team.

A Way Out, la sorpresa de la conferencia

Desde hace unos años que la estrategia de Electronic Arts se centra en apostar por franquicias que representan un valor seguro, como Battlefield o Need for Speed, en detrimento ideas más arriesgadas, y quizá es por esa razón que A Way Out, lo nuevo del creador de Brothers: A Tale of Two Sons, ha sido tan bien recibido durante su presentación en la conferencia.

Básicamente, se trata de un juego cooperativo en el que dos jugadores deben ponerse en la piel de dos convictos que deben de escapar de la cárcel. El planteamiento no es el más original, pero la forma de plasmarlo mediante una pantalla partida que se adapta a cada situación sí que ha llamado la atención. A Way Out no se podrá jugar en solitario, y aunque sí ofrecerá la opción de jugarlo acompañado por internet, su creador, el director de cine Josef Fares, ha recomendado encarecidamente hacerlo de forma presencial como en los viejos tiempos.

FIFA para Switch se deja disfrutar a pesar de sus limitaciones

Desde que EA anunciara que Nintendo Switch tendría su correspondiente ración de FIFA que en el subconsciente colectivo de muchos medios de comunicación y aficionados se ha instalado la idea de que esta versión sería bastante inferior a las de PlayStation 4 o Xbox One. Desde un punto de vista técnico lo es, pero eso no quiere decir que las primeras sensaciones tras probarlo no hayan sido positivas.

La versión para Switch de FIFA no utilizará el motor gráfico Frostbite y eso hace que su acabado visual recuerde al de las versiones de la pasada generación, sin embargo, ese aspecto visual y su fluidez sorprenden en una consola que puede jugarse de forma portátil. Hacerlo con los mandos acoplados a la máquina ofrece una experiencia y un control que son sorprendentemente satisfactorios. No tanto con los JoyCon por separado, ya que al jugar dos se pierden botones, aunque la flexibilidad que ofrecen para improvisar partidas a dobles en cualquier lugar pueda dar mucho juego (y eso sin contar Ultimate Team).

Need for Speed es cada vez más una película de acción que un juego de conducción

Explosiones a cámara lenta, chascarrillos de blockbuster de acción y una velocidad cada vez más endiablada son tres de los ingredientes que acercarán Need for Speed: Payback a películas como The Fast and The Furious. La nueva entrega de esta veterana serie de juegos de carreras vuelve a poner el acento en una narración cinematográfica y en el espectáculo, algo que acerca la franquicia a las carreras desenfrenadas de Burnout al tiempo que la aleja de lo que ofrecen títulos como Forza Horizon.

La demostración que Electronic Arts se ha llevado a Los Ángeles muestra un juego que busca apostar por una sencillez en el control y en la que derribar a los coches rivales se prioriza a la propia conducción. Los escenarios más amplios disimulan lo lineal que era esta primera demo, pero muestran un más que notable acabado visual. Además, se ha puesto especial énfasis en un nuevo y completo sistema de personalización de vehículos.