El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que debido a la entrada de la Onda Tropical Número 8, las lluvias se mantendrán en todo el territorio nacional.

El director de Meteorología, Marcio Baca, recordó que desde la madrugada del viernes y durante el fin de semana hubo mucha humedad lluvias debido al paso de una onda tropical.

"Hoy lunes estamos iniciando con influencia de bajas presiones en el país, consecuencia de ello es que tenemos condiciones de nublados parciales en gran parte del territorio nacional y presencia de lluvias ligeras y aisladas en las regiones del Caribe", expresó Baca.

Detalló que estas bajas presiones están permitiendo que la Onda Tropical Número 8, que en este momento se encuentra frente a las costas del Caribe nicaragüense, se vaya aproximando lentamente al país.

"Posiblemente en horas de la noche de este lunes o la madrugada de este martes, la Onda se encuentre tocando el litoral del Caribe nicaragüense e inicie su incursión en el país. Por tanto, las condiciones de lluvias se mantienen en todo el territorio nacional", afirmó.

Baca dijo que seguramente este lunes por la tarde se presentarán lluvias en las regiones del Caribe, y durante la noche estas lluvias podrán alcanzar las regiones del Pacífico, Centro y Norte.

Para esta semana se esperan lluvias muy altas, presentándose a finales de la tarde o durante la noche, sin descartar que se puedan presentar lluvias aisladas por la mañana, principalmente en la zona del Occidente del Pacífico, zonas montañosas y regiones del Caribe.

El director del Meteorología explicó que "posterior al paso de la Onda Tropical, que se espera suceda entre la noche del martes o miércoles durante el día, el país pasará a ser afectado nuevamente por una influencia de bajas presiones, que van estar creando condiciones muy óptimas para que tengamos muchos vientos húmedos, y esto va a ocasionar condiciones de lluvias".

Debido a la gran cantidad de nubosidad, las temperaturas van a bajar a 32 y 33 grados máximo, además de presentarse noches relativamente frescas, gracias a la humedad que están dejando las lluvias.