Familias de sutiaba dieron el ultimo adiós a la compañera Marina Maradiaga, icono de mujer indígena, quien falleció a sus 77 años.

El féretro de Marina fue acompañado por una multitud de familias de la comunidad indígena de Sutiaba, quienes recuerdan a esta militante sandinista defensora de los derechos de la mujer e impulsora de la cultura tradicional de su pueblo.

El alcalde de esta ciudad, Róger Gurdián, rindió homenaje póstumo y entregó a la familia el título de Hija Dilecta y nombró al Cabildo de Sutiava como Centro Marina Maradiaga Perez.

La misa de cuerpo presente fue realizadó en la iglesia de Sutiaba. Posteriormente el féretro fue sepultado en el cementerio San Jose del Zapote, en el municipio de León.