Entrevistado por los periodistas, el doctor Vega recordó que precisamente el gobierno de Colombia quiere evadir el cumplimiento de una responsabilidad internacional que precisamente lleva su nombre.

El jurista insistió que la decisión de la administración colombiana es que “es una decisión soberana, ellos podrán hacerlo, pero cabe recordar que este tratado fue firmado causalmente para la solución pacífica de todas las controversias que se den y al haberse retirado también de la Corte, Colombia está quedándose sin un espacio jurídico que podrían utilizar no solamente para la defensa de los derechos que tienen, sino para reclamar lo que podrían ellos considerar en otra situación".

¿Están ellos renunciando a la solución pacífica de controversias?

“Sí, están renunciando a una solución pacífica de controversias en circunstancias en que lo hacen a raíz de una sentencia que viene a ponerle fin a un diferendo limítrofe de tantos años”, destacó Vega.

“El fin de este diferendo limítrofe más bien debía de ser considerado para Colombia un motivo de alegría, porque se resolvió una situación que estuvo pendiente en once años en el tribunal de La Haya”, explicó el jurista.

Recordó que también “ellos están en un proceso de solución de situaciones internas que les permitiría a ellos tener una mayor fuerza política de discusión y de solución de ese tipo de controversias”.

El doctor Vega lamentó que la decisión de Colombia se dé en “estas circunstancias, sobre todo a raíz de tratar de desconocer un fallo que realmente viene a poner fin a un diferendo, del cual Nicaragua, como siempre lo ha manifestado, no se trata de una victoria ni de uno ni de otro, más bien es una restitución de los derechos de Nicaragua en el Mar Caribe”.

Añadió el jurista que el fallo de La Haya  es a la vez una forma que la Corte reconoce que Nicaragua sí tenía la razón al reclamar estas extensiones marinas y debía ser un motivo para que ambos países, ambos pueblos, ambos gobiernos se pongan de acuerdo, no a negociar, sino a establecer los acuerdo de cómo trabajar conjuntamente en esa área.

Esta decisión colombiana no afecta a Nicaragua


“Absolutamente en nada, ya la Corte  ya decidió, esto es cosa juzgada, no queda nada más que implementar, ejecutar la sentencia y acatarla y cualquier cosa que quieran hacer ellos más bien desmedra o afecta la imagen de ellos”, explicó.

Destacó el doctor Vega que los colombianos “siempre han tenido juristas de mucho prestigio a nivel mundial dentro de su equipo, quienes llevaron el caso, lamentablemente para ellos, o alegremente para ambos países, ya se solucionó y ahora tenemos únicamente que aceptar lo que decidió la Corte, acatarlo e implementarlo y como dijo el Presidente Daniel, el Comandante Daniel, es trabajar conjuntamente en ello”.