Ante el plenario de la Asamblea Nacional, la Fiscal General de la República, Ana Julia Guido, dio a conocer el informe de gestión del 2016 en el que se muestra el trabajo realizado por el Ministerio Público, quien a través de una serie de acciones logró la aprobación y aplicación de directrices anuales y sistemas organizacionales con lo cual se mejoró la atención brindada a las víctimas y a la sociedad nicaragüense.

De cara a garantizar la seguridad humana y ciudadana, desde el Ministerio Público se han realizado acciones contra los delitos de mayor incidencia y peligrosidad social, implementando un modelo preventivo, proactivo y comunitario con el rol protagónico de la comunidad.

“Las políticas, programas y estrategias del muro de contención implementados por el Estado de Nicaragua han permitido que nos consolidemos como el país más seguro de Centroamérica, con la tasa de homicidios más baja de la región y de Latinoamérica, reduciendo la tasa de homicidios de ocho por cada cien mil habitantes en el 2015 y a siete en el 2016 por cada cien mil habitantes”, detalló Guido.

En cuanto a los delitos de robo, hurto de vehículos, secuestros y muertes por accidentes de tránsito, se cuenta con el registro más bajo a nivel regional, haciendo de nuestro país un sitio atractivo para la inversión extranjera y el turismo.

“Tenemos el índice más bajo de muerte por accidentes de tránsito en la región, sin embargo, estamos comprometidos a atender dicho fenómeno para tutelar los bienes jurídicos afectados como la vida e integridad física, atendiendo oportunamente los informes policiales y dando respuesta a las víctimas”, refirió.

Dentro de los aspectos relevantes de la gestión institucional realizada desde el Ministerio Público se destacan la atención a 103 mil 165 usuarios, de los cuales el 55.7% fueron mujeres y el 44.3% hombres.

“El Ministerio Público brindó 31 mil 227 atenciones jurídicas a víctimas de violencia de género, 16 mil 884 fueron atenciones nuevas y 14 mil 343 fueron seguimientos a atenciones anteriores; se recibieron 39 mil 458 informes policiales y denuncias, presentando 27 mil 384 acusaciones correspondientes al 69.40% en las que se acusaron a 29 mil 656 personas y se aplicaron 11 mil 490 principios de oportunidad, incrementándose en 3 mil 638 en relación al 2015”, detalló la fiscal.

En cuanto al desarrollo del trabajo judicial, se realizaron 10 mil ocho juicios orales y públicos, incrementándose en mil 794 en relación al 2015, aumentando las sentencias de culpabilidad en un 26.25% de las denuncias he informes recibidos por parte de la Policía Nacional ante el Ministerio Público. El 33.42% correspondió a delitos graves y el 60.53% a delitos menos graves y el restante 6.39% correspondiente a justicia especializada en adolescentes.


Así mismo, la institución brindó un sustancial acompañamiento al proceso de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, lo cual fue posible a través del trabajo de desarticulación logística de grupos involucrados en dichos actos ilícitos.

“Aseguramos que en Nicaragua no hay pistas clandestinas, sicariato, presencia de maras, ni territorio controlado por la delincuencia organizada. En relación al delito de lavado de dinero, se trabajó junto a la Policía Nacional desde la Unidad de Análisis Financiero y con otras instituciones que conforman el sistema, logrando la persecución efectiva de este delito”, refirió.

En 2016 el delito de mayor incidencia fue el incumplimiento de deberes alimentarios, representando el 59% del ingreso total, con 8 mil 696 denuncias e informes policiales, aplicando la mediación en un 50% de todos los casos.

En el caso de los delitos en contra de mujeres se registraron 49 muertes violentas, tipificadas 10 como femicidios, 16 como asesinatos, 21 como homicidios y como 2 parricidios, logrando una disminución del 31% de muertes violentas de mujeres en comparación al 2015.