Fuentes del ese organismo jurídico internacional consultadas por una agencia internacional de noticias declinaron pronunciarse al respecto por considerar que "ésta es una cuestión política".

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anuncio hoy que su país se retira del Pacto de Bogotá (1948), que reconoce la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya, en rechazo del fallo que definió nuevos límites marítimos con Nicaragua.

Las fuentes consultadas en la CIJ se refirieron únicamente a que sus estatutos dicen que "una vez firmada la jurisdicción, los Estados Miembros de Naciones Unidas se comprometen a cumplir con las decisiones de la Corte".

Sin embargo, esos estatutos no precisan el procedimiento a seguir cuando uno de los Estados miembros decide retirarse o denunciar el pacto.

El CIJ decidió, en un fallo inapelable hecho público el pasado 19 de noviembre en La Haya, restituir a Nicaragua una amplia extensión de mar territorial caribeño que era usurpado por Colombia.

El Pacto de Bogotá, que fue suscrito en 1948 y entró  en vigor el 6 de mayo de 1949, confiere a la CIJ la jurisdicción para dirimir de forma pacífica los litigios del continente americano.

El Tratado Americano de Soluciones Pacíficas, conocido como el Pacto de Bogotá porque fue suscrito el 30 de abril de 1948 en la conferencia panamericana que se celebró en la capital colombiana, impone a los signatarios la obligación general de resolver sus conflictos de forma pacífica.