Hasta el juzgado quinto local penal fue llevado este jueves Herlio Jarquín, mejor conocido como “Furia y Toro”, quien enfrenta la acusación de quebrantamiento de pena tras darse a la fuga de las celdas policiales del municipio de Jinotepe, Carazo, donde pagaba condena por otros delitos, así mismo, se le imputa el delito de tenencia ilegal de armas, que le fueron ocupadas el día de su captura.

“Jarquín se fugó de las celdas preventivas de la estación policial de Jinotepe, Carazo, quebrantando la pena de 30 años que enfrentaba, hechos sancionados por nuestro Código Penal. Así mismo, el Ministerio Público tiene como estrategia mostrar a su autoridad que el acusado sin tener autorización de la Policía Nacional, portaba ilegalmente el día de su detención un arma de fuego marca Tauro calibre 38 sin serie, además de proyectiles, lo cual es sancionado como un delito”, detalló la fiscal Fabiola Mendoza.

Durante la audiencia, Jarquín admitió ante el juez los delitos que se le imputan, por lo cual la máxima autoridad señaló que habiendo escuchado la declaración voluntaria del detenido se procedía a establecer una clausura anticipada del proceso judicial.

Hemos escuchado la expresión voluntaria y de viva voz de parte del acusado Herlio Jarquín, quien manifestó su conformidad con los hechos de la acusación, los que se dieron el 25 de octubre de 2014 aproximadamente a las 7:30 de la noche en la delegación policial de Jinotepe, Carazo, hechos en los que se ve involucrado el acusado, ante lo cual el Ministerio Público hizo una calificación provisional de quebrantamiento de pena y posesión ilegal de armas de fuego, los que son sancionados por el artículo 483 del Código Penal Vigente y artículo 401”, detalló el juez interventor Donaldo Alfaro.

Una vez asumido los delitos por parte del acusado, el Ministerio Público hizo solicitud de la pena máxima de 2 años de prisión por el delito quebrantamiento de pena, y un año de prisión y 100 días multa por el delito de tenencia ilegal de armas.

El Ministerio Público solicita a la autoridad competente la pena de tres años de prisión al acusado más los cien días multas, dicha solicitud se basa en el artículo 78 del Código Penal vigente en concordancia con la Reforma del artículo 58 de la Ley 779 y en este caso establece en su inciso 2 del artículo 78 que si solo hay agravantes se aplicará a partir de la pena media a la pena máxima, tomando en cuenta las circunstancias personales ya que el acusado es reincidente en delitos y presenta causas pendientes en otros juzgados”, detalló la fiscal Mendoza.

En cuanto a la condena anterior que se le fue aplicada a Herlio Jarquín en el 2014 por los delitos de robo, lesiones, homicidio, lesiones psicológicas en contra de dos ciudadanos originarios de Carazo, éste tendrá que cumplirlas sumado a la nueva pena que se le será aplicada el próximo 14 de junio cuando sea leída por el juez competente.